Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

10 de mayo de 2009

Vocabulario Fundamental. Infancia (4) Niño Viento

Lucía Corral, a.k.a. Miss Chiflein, a.k.a. Pek, a.k.a. Doctora Magneto, nos manda este cuentito para niños ilustrado con dos preciosos dibujos. Una pequeña maravilla. Y desde "Vida y Tiempos..." la animamos a que siga aprovechando todo su gran talento. Y le damos las gracias.

Niño Viento

Viento estaba triste porque nunca había visto el mar. Un día decidió irse en busca del mar y lo encontró. El mar era enorme, gigante hasta donde le alcanzaba la vista. Era de colores: azul, gris, verde y hasta tenía algunos brillitos de sol.

Pero el mar no se movía y Viento pensó que sería más hermoso si tuviese olas porque así los niños podrían jugar con ellas en la orilla de la playa.

Así que sopló y sopló, pero el mar seguía quieto. Siguió soplando sin descanso durante mucho tiempo hasta que, cansado, se quedó tendido en el suelo, junto al mar que tanto le gustaba.

Los dioses que le miraban desde el cielo sintieron pena por el pobre Viento así que decidieron juntar todo lo que el niño había soplado y lanzarlo por todo el mundo.

Viento notó que unas pequeñas gotas de agua salada le mojaban la cara. Abrió los ojos y se sentó sin saber aún que había ocurrido y vio la imagen más maravillosa que podía haber imaginado: el mar se mecía suavemente y los brillitos de sol ya no estaban quietos si no que bailaban en sus pliegues. La hierba verde acariciaba sus manos, las gaviotas jugaban por las corrientes de aire sin mover las alas y las hojas de los árboles se agitaban y parecía que hablaban entre ellas.

En la orilla, niñas y niños como Viento saltaban, corrían y hacían volar cometas. Lo que él siempre había soñado.