Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

22 de septiembre de 2011

22 de Septiembre, Día Mundial del Rinoceronte

Recogemos el artículo de WWF / Adena en el que pide el fin de la caza furtiva (y legal, añadimos nosotros) y la protección efectiva de estos magníficos animales (a quienes hemos tenido el inmenso placer de ver varias veces en su habitat natural), que lo único que quieren es que les dejen en paz. Para ello deben acabar la ignorancia y la superstición humanas, en forma de absurdas creencias de la medicina tradicional oriental sobre el poder curativo de su cuerno para el cancer.


En el Día Mundial del Rinoceronte WWF pide el fin de la caza ilegal

Escrito por: wwf el 22 Sep 2011

Hace tan sólo 4 años, la pena por matar a un rinoceronte en Sudáfrica suponía una multa irrisoria de 100$. Hoy en día, y gracias a la presión internacional para endurecer la legislación contra el furtivismo, un delito como este puede derivar en una condena de 8 a 16 años de prisión.

Esta es una de las buenas noticias que destaca WWF con motivo del Día Mundial del Rinoceronte. El endurecimiento de las leyes para proteger a esta especie amenazada no ha impedido, sin embargo, que 287 rinocerontes hayan sido abatidos en lo que va de año en Sudáfrica. Esta cifra evidencia que aún queda mucho por hacer para proteger a esta especie en el continente africano, donde el furtivismo ha sido responsable de la muerte de más de 1.000 ejemplares desde 2006.

Rompiendo mitos

WWF, junto con las organizaciones CITES, UICN y TRAFFIC está realizando un gran esfuerzo para reducir la demanda de cuerno de rinoceronte en Asia, principal consumidor y responsable del tráfico de esta especie. El origen de esta demanda se basa en la creencia de que el cuerno de rinoceronte puede ser un remedio contra el cáncer. Esto explica el creciente consumo de esta especie en Vietnam.

Pero los mitos ya han empezado a caer. En este sentido, el pasado mes de agosto, el presidente del Colegio americano de Medicina Tradicional China ha enviado una carta a CITES para dejar constancia de que “no existe evidencia alguna sobre el poder del cuerno de rinoceronte para la cura del cáncer”. Este cuerno está compuesto compuesto de queratina que es la misma sustancia que encontramos en el pelo y en las uñas del cuerpo humano”.

A pesar de estos lentos avances, WWF considera que hay que incrementar el control y la vigilancia en las zonas con población de rinocerontes (por ejemplo, el Parque Nacional Kruger). La creciente sofisticación en los métodos para cazar a esta especie (armas de visión nocturna, uso de helicópteros para detectar ejemplares etc.) exigen un esfuerzo constante y decidido para combatir el furtivismo y revertir la tendencia que amenaza el futuro del rinoceronte.