Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

6 de octubre de 2013

Estupor y Temblores (26) 30 años de oscuridad


Hoy publicamos "30 años de oscuridad", un magnífico documental dirigido por Manuel H. Martín que cuenta una historia poco desconocida de nuestra guerra civil y de las décadas que la siguieron. Es la historia de resistencia y supervivencia de algunos de los "topos" de nuestra posguerra, personas buscadas por rojos que no pudiendo escapar a las zonas controladas por la República tuvieron que esconderse durante años en pequeños habitáculos dentro de sus casas para para evitar ser asesinados o separados de sus familias. 

Mediante la combinación de distintos formatos como animación, imágenes de archivo y entrevistas, conocemos la historia de varios hombres (aunque se centra en concreto en el caso de Manuel Cortés, narrado por Juan Diego) que tras la Guerra Civil debieron esconderse por un periodo de hasta treinta años para escapar de la represión franquista. 

No fue hasta 1969, cuando un documento publicado en el B.O.E. perdonaba sus supuestos crímenes, que pudieron salir de un encierro que había consumido gran parte de sus vidas y de las de sus familiares y que les dejaría secuelas psicológicas hasta el final de las mismas. 

30 años de oscuridad

Tras el final de la Guerra Civil, Manuel Cortés, antiguo alcalde de la localidad malagueña de Mijas, no tuvo ocasión de escapar de España. Tras un largo y peligroso camino de regreso a casa, consiguió llegar de noche a su casa sin ser descubierto. Su mujer, Juliana, le advirtió de los numerosos fusilamientos que se estaban llevando a cabo en el pueblo. Ambos decidieron abrir un pequeño hueco en la pared donde Manuel podría esconderse. Manuel Cortés nunca pudo imaginar que aquel pequeño espacio tras la pared se convertiría en su cárcel particular durante 30 años. Esta es la historia de los llamados “topos de la posguerra”, que tuvieron que sacrificar una vida entera para huir de la represión.

30 años de oscuridad no es un documental sobre la Guerra Civil española. Va más allá. Habla de los años posteriores a la guerra y en este sentido no se trata de uno de los documentales que se acercan al conflicto bélico. Lo peor de las guerras no está solamente en las víctimas que causan, sino en las consecuencias que provocan. Como otros países, España vivió una etapa de régimen dictatorial que pisoteó los derechos humanos. Y, mientras ante el mundo se mostraba un país que vivía un proceso de modernización, en el interior de las casas de los “topos” se vivía el auténtico drama de la pérdida de la libertad.


Los historiadores nos han dicho que la Guerra Civil española terminó en 1939. Para los “topos” la guerra terminó mucho más tarde, treinta años después, en 1969, cuando un documento publicado en el Boletín Oficial del Estado “perdonaba” los supuestos “crímenes” que habían cometido. 30 años de oscuridad habla de cómo afecta la guerra a las familias, sean del bando que sean. Los personajes van desde aquellos que estuvieron claramente implicados políticamente, hasta los que se sintieron encerrados en medio de una lucha fratricida que no entendían. 30 años de oscuridad es, ante todo, una historia de supervivencia. Y en este sentido plantea una mirada universal hacia una problemática local.