Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

2 de febrero de 2013

Campanadas de la Historia (26) Acaba la batalla de Stalingrado



Hace 70 años, el 2 de febrero de 1943, se rendía el último grupo de soldados alemanes en los escombros de la fábrica de tractores Octubre Rojo y terminaba oficialmente la batalla de Stalingrado, la más sangrienta de la Segunda Guerra Mundial y de la Historia con más de un millón y medio de muertos y desaparecidos y centenares de miles de heridos. De la batalla de Stanlingrado ya nos ocupamos hace tiempo cuando escribimos acerca del General Invierno que siempre ha protegido a Rusia de invasiones extranjeras. Sin embargo, con motivo de esta efemérides no podemos por menos que publicar el documental "Secretos de Staligrado" que hace unos días programó de La2 y que da nuevos datos que describen y contextualizan esta decisiva batalla dentro del transcurrir de la Segunda Guerra Mundial, punto de inflexión definitivo tras la cual los ejércitos de Hitler perdieron el rumbo de la guerra. La recomendable web Historia y Cine nos presenta el documental, subido por nuestro esforzado Departamento de Documentación.


Los combates en Stalingrado se realizaron casa por casa en una auténtica guerra de desgaste.
Secretos de Stalingrado

Hace 70 años, el 31 de enero de 1943, el mariscal von Paulus, al mando del Sexto Ejército alemán, se rendía ante el ejército rojo. Tras meses de cruenta batalla, la más sangrienta de la Segunda Guerra Mundial, la victoria soviética marcaba el punto de inflexión de la contienda. El documental que referenciamos en Historia y Cine, Los secretos de Stalingrado, a raíz de la investigación de archivos posibilitada tras la desaparición de la Unión Soviética, ofrece una visión diferente a la de los mitos asentados sobre la batalla.

En el verano de 1941, con tres millones de soldados, Alemania inició la mayor ofensiva militar de la historia, la Operación Barbarroja, que arrolló al ejército soviético, aunque no lograse el objetivo de llegar a Moscú. En 1942, los esfuerzos se centraron en conquistar la región de Crimea, en el Sur, afianzando el dominio del Volga y abriendo el camino al Cáucaso y sus campos de petróleo, privándole de ellos además a su enemigo. Al valor simbólico del nombre de la ciudad Stalingrado, en honor al líder soviético, hoy Volvogrado, se añadía que en ella se producía una cuarta parte de los nuevos tanques de la URSS. El 28 de junio de 1942 se procedió a iniciar la Operación Fall Blau (Caja Azul), confiada el Sexto Ejército, que analiza el documental, con el objetivo de tomar Stalingrado.

Izado de la bandera soviética en la plaza principal de Stalingrado el 31 de enero de 1943.
El ataque alemán de comienzos de septiembre y el contraataque soviético de la Operación Urano, convirtieron toda la ciudad de Stalingrado en un enorme campo de batalla casa por casa, que sería ganada por el ejército soviético con continuos contraataques y a un alto precio en vidas humanas. Más de dos millones de soldados entre ambos bandos combatieron en condiciones extremas, por la dureza de los enfrentamientos y por el frío invernal, en una guerra de desgaste convertida en un pulso personal entre las voluntades de Hitler y Stalin. Para Stalin era una pérdida que no se podía permitir, y la tenacidad del soldado soviético que tanto había subestimado Hitler desde un principio, resultaría decisiva para lograr la victoria. Cuando el 31 de enero de 1943 von Paulus -que había sido nombrado mariscal por Hitler el día anterior- se rendía y el 2 de febrero lo hacían los últimos soldados alemanes en Stalingrado, la batalla se había cobrado más de dos millones de muertos entre soldados y civiles. El ejército alemán perdió 841.000 hombres entre fallecidos y prisioneros.

El mariscal von Paulus se rinde el 31 de enero de 1943, hace ahora 70 años.
Mientras que en Occidente la atención sobre el cambio en el devenir de la Segunda Guerra Mundial se ha centrado en el Desembarco de Normandía de junio de 1944, para los soviéticos nada hay comparable al sacrificio humano realizado a lo largo de toda la contienda, y especialmente en la batalla de Stalingrado. Y el documental afianza el papel crucial jugado por esta batalla y su cambio del curso de la Guerra, marcando la historia del Siglo XX.

Basado en la obra del historiador militar David M Glantz, experto en el frente Este, y autor de la trilogía de Stalingrado, deconstruye algunos mitos mantenidos hasta ahora sobre la batalla basándose “en materiales alemanes y en la propia versión de la batalla censurada por Stalin”. El documental propone un relato diferente que supere el realizado hasta ahora tras la búsqueda en los archivos que ha sido sólo posible tras la desaparición de la Unión Soviética. Así y con la participación en el mismo del Coronel estadounidense Kevin Farrel del Departamento de Historia de West Point y otros expertos, muestra cómo la resistencia del soldado soviético fue dura gracias a los nuevos tanques T34 o que la retirada del ejército rojo ante el avance alemán fue un auténtico caos.