Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

23 de febrero de 2013

El documental según Chris Marker (1) 'La Jetée'


“Me hubiera gustado vivir una época más pacífica para dedicarme a filmar lo que realmente prefiero, chicas y gatos”

"Recuerdo aquel mes de enero en Tokio o, más bien, recuerdo las imágenes que filmé del mes de enero en Tokio. Se han sustituido a sí mismas en mi memoria. Ellas son mi memoria" Sans Soleil

"Nada diferencia los recuerdos de los momentos corrientes. Sólo más adelante reclaman su memoria. Por sus cicatrices." La Jetée 


Hoy abordamos la obra del videoartista francés Chris Marker, el creador del documental subjetivo, tan influyente como poco conocido por el público masivo, calificado por el presidente del Festival de Cannes Gilles Jacob como "espíritu curioso, cineasta infatigable, poeta enamorado de los gatos, camarógrafo, personaje discreto, inmenso talento". 

Marker, nacido el 29 de julio de 1921 y muerto 91 años después, el 29 de julio de 2012, influido e influyendo a la nouvelle vague francesa, miembro del núcleo duro de la rive gauche junto a Alain Resnais y Agnés Varda, fue un tipo poco accesible que cada vez que alguien le solicitaba una fotografía suya para ilustrar un reportaje, un libro o una entrevista, Marker enviaba si es que lo hacía, una foto de uno de sus gatos. Marker fue autor de una extensa y compleja obra de video-creación de enorme densidad poética y narrativa, algo hermética pero llena de sugerencias, plena de reflexiones sobre la condición y las sociedades humanas. 

Aunque, como decía, quizás le hubiera gustado más filmar chicas y gatos, su espíritu inquieto y analítico le llevó siempre a estar en los lugares en los que se creaba la historia (de Chile a Yugoslavia, de EE.UU a Vietnam, de Cuba a Rumanía, de China a Brasil, de Japón a Guinea Bissau), con la cámara siempre cargada, dispuesta a registrar ese gran archivo visual de su tiempo que luego cobraría forma pensante en la sala de montaje, entre fundidos y encadenados, con rótulos caseros y texturas más o menos sucias y profesionales. Parece evidente su influencia en realizadores experimentales actuales que ya han pasado por este blog como el español Elíos León Siminiani

"Mientras la brillantez de Marker como pensador y cineasta ha sido en buena parte (e injustamente) eclipsada por la de Godard, cabe la posibilidad de que no haya un filme en toda la obra de Godard con tanto que decir sobre el estado del mundo, ni que con la inteligencia y belleza del discurso altamente original de Marker deje un sabor de boca tan profundo"
Jonathan Rosenbaum

Así pues comenzamos un miniciclo con algunas de sus mejores obras con El embarcadero (La Jetée', 1962), su única incursión en la (ciencia) ficción, una creación sobre experimentos científicos y viajes en el tiempo en un mundo post-apocalíptico que serviría de inspiración entre otros a Terry Gilliam para hacer 'Doce Monos'. En fin, un honor para nuestra web poder mostrar algunas de las obras magnas del gran Chris Marker. Para degustar una y cien veces. Puro talento europeo. 

La Jetée (1962)

Tras una apocalíptica guerra nuclear, el mundo ha quedado devastado. Un grupo de científicos del bando vencedor llega a la conclusión de que el único modo de salvar a la humanidad es recurriendo a los viajes a través del tiempo: o bien mandar a una persona al pasado para pedir ayuda, o al futuro para buscar una solución a la situación presente. El elegido para realizar el viaje a través del tiempo es un prisionero. Historia de corte experimental sobre el poder de la memoria, contada exclusivamente a través de fotos fijas, en la que un hombre trata de reconstruir el recuerdo de su amada, en tiempos de la Tercera Guerra Mundial. Un singular film de ciencia-ficción francés, que inspiró la conocida película americana "12 Monos"