Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

1 de marzo de 2013

Escandinavia Salvaje, de National Geographic


Hoy publicamos una serie documental sobre la Naturaleza salvaje de los cinco países (Suecia, Finlandia, Noruega, Islandia y Dinamarca) que conforman Escandinavia. En esta región geográfica aún se conservan grandes zonas -prácticamente libres de explotación humana- de tres ecosistemas como son la taiga, la tundra y el ártico, cobijo de gran cantidad de especies animales. Osos pardos y polares, linces boreales, marmotas, lemmings, águilas, cárabos lapones, zorros árticos, glotones, bueyes almizcleros, lobos y demás especies han hecho de la supervivencia en este clima extremo un arte. 


La vida en Escandinavia es un reto constante. En un lugar tan imprevisible e implacable, todas las criaturas tienen que estar preparadas para lo inesperado. Las estaciones oscuras y las de luz constante nos desvelan una vida que sale adelante contra todo pronóstico. La diferencia de temperatura entre el invierno y el verano es muchísima, y la propia tierra es impredecible e inestable.

1. Renacer









El invierno, que ha mantenido a toda Escandinavia cautiva durante meses, sepultada bajo el hielo y silenciada por los ásperos vientos árticos, empieza por fin a suavizarse.



2. Furia vital









En el norte más recóndito de Escandinavia existe un vasto territorio salvaje y sin árboles, la tundra ártica. Durante gran parte del año la temperatura se mantiene casi siempre bajo cero.



3. El litoral










Escandinavia tiene miles de kilómetros de costa. El tiempo y las mareas han ido formando el paisaje y la vida de todos los animales que viven en ella. Se trata de un mundo en constante cambio cuyos moradores viven en el límite entre el mar y la tierra.



4. Grandes supervivientes










La vida en Escandinavia es un reto constante. En un lugar tan imprevisible e implacable, todas las criaturas tienen que estar preparadas para lo inesperado.