Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

10 de abril de 2013

Picasso en Barcelona






Del programa Imprescindibles de La2 publicamos su documental "Dónde empezó todo... Picasso y Barcelona" que sirve de conmemoración al 40º aniversario de su muerte y nos propone una visión una visión inédita del genio y de la ciudad que le vio crecer como artista antes de dar el salto a Paris, donde se consagraría como uno de los más grandes pintores del siglo XX.

Este documental recorre los años de juventud de Picasso, cuando descubrió en Barcelona la modernidad, se abrió al mundo, atesoró conocimientos, tejió unas amistades que perduraron toda su vida y cuyos paisajes físicos y humanos plasmó en su obra como ninguna otra. El documental da también las claves para entender lo que parece un misterio, que el militante comunista más famoso donara más de mil obras a una ciudad bajo mando de un alcalde franquista y ofrece un relato de la creación del primer museo con el nombre del inmortal artista malagueño. 


Donde empezó todo... Picasso y Barcelona 


"Allí es donde empezó todo… Allí es donde entendí hasta donde podía llegar". Así se manifestaba Picasso sobre la ciudad donde se formó, Barcelona. ¿Qué quiso decir exactamente? ¿A qué se refería?

El descubrimiento de la modernidad 


Este documental responde a esas preguntas, recorre los años de juventud de Picasso, cuando descubrió en Barcelona la modernidad, se abrió al mundo, atesoró unos conocimientos, tejió unas amistades que perduraron toda su vida y cuyos paisajes físicos y humanos plasmó en su obra como ninguna otra.

El documental da también las claves para entender lo que parece un misterio ya que no un milagro: que el militante comunista más famoso donara más de mil obras a una ciudad bajo mando de un alcalde franquista. En 1962, las colecciones publicas españolas contaban con un solo Picasso: "Mujer en Azul".¿Cómo fue esto posible? ¿Por qué? Picasso llevaba casi tres décadas sin pisar su país y el régimen franquista le consideraba un enemigo político. Sin embargo, ese mismo año, por voluntad expresa del artista, se inaugura en Barcelona un museo al que Picasso donará en vida más de 1.000 de sus obras. ¿Qué lleva a Picasso a actuar de esta manera y porqué elige precisamente Barcelona como sede de su museo?


La juventud de Picasso en Barcelona

Los orígenes de la relación de Picasso con Barcelona hay que buscarlos en 1895, año en que los Ruiz-Picasso llegan a la ciudad. Por entonces Barcelona se está consolidando cómo gran metrópoli con la llegada del tranvía, la radio, el cine, el fútbol, los grandes almacenes, las galerías de arte… El sueño del padre de Picasso, profesor de pintura en la escuela "La Llotja", sería ver a su hijo convertido en reputado pintor de temas sagrados, categoría reina de la pintura académica.

Son años en que la cultura de la ciudad está marcada por el Modernismo, la Renaixença, la música deAlbéniz, los poemas de Verdaguer y la pintura deRamón Casas. Sin embargo, en Barcelona, un Picasso adolescente entra en contacto con las nuevas corrientes artísticas y, de la mano del pintor Santiago Rusiñol, descubre la nueva mistificación del arte y el artista. Picasso, se une a esa corriente y paulatinamente abandona la idea del arte cómo oficio para abrazar la de el arte por el arte.

Paralelamente, Barcelona vive grandes tensiones sociales y políticas (atentados anarquistas, huelgas generales). La gran ciudad industrial de España cuenta con el movimiento obrero más activo y beligerante del país.

Esta exaltación del arte como religión, sumado a su enorme talento y su juvenil capacidad de absorción van modelando una fortísima personalidad cargada de determinación.
La confianza que le proporciona el entorno artístico barcelonés junto a su creciente fervor estético, llevan a Picasso a romper definitivamente con la tutela paterna y proyectar sus aspiraciones hacia la moderna París.La miseria y la injusticia social harán mella en el joven Picasso hasta el punto de convertirlas en tema central de su periodo azul.

Desde Barcelona hacia París

Triunfar en Paris era el sueño de todos los pintores de la época. Picasso, junto a sus amigos Nonell, Canals, Huguet, Junyer, Pallarés, Sabartés, etc. se lanza a la conquista de la ciudad de la luz. Tras dos años de idas y venidas, éxitos y fracasos, Picasso se instala definitivamente en el mítico Bateau Lavoir de Montmartre. De sus años de formación y camaradería artística en Barcelona, Picasso guardará un entrañable recuerdo toda su vida.

Mantendrá la amistad con la mayoría de sus amigos de juventud y seguirá entablando relación con nuevos artistas barceloneses que acudirán a París en busca de su apoyo y consejo. (Miró, Gargallo, Clavé). Es durante la guerra civil cuando Picasso pinta el mural "Guernica", cuadro que llegará convertirse en símbolo de la paz y en una constante fuente de escarnio y vergüenza para el régimen franquista en la esfera internacional.Hasta la guerra civil, Picasso seguirá visitando Barcelona y Cataluña regularmente. Pero, tras la victoria de Franco, Picasso jura que no volverá a España hasta que no vuelvan la libertad y la democracia. Este enfrentamiento hará que España de la espalda a su más insigne artista moderno durante más de dos décadas.


Pero la conexión con Barcelona seguirá viva. A la familía (los Vilató-Ruiz), los viejos amigos y los jóvenes artístas se sumarán editores cómo Gustavo Gili, los galeristas Joan y Miquel Gaspar, su amigo y médicoJacint Reventós y estudiosos de su obra cómo Josep Palau. Un sólido círculo de amigos que mantendrá vivo el nexo afectivo con la ciudad.

La creación del Museu Picasso


Al llegar a los 80 años, Sabartés expresa su deseo de donar su colección de Picassos a España. Picasso le animará a instalar su colección en Barcelona. Se inicia así un largo proceso en que Picasso se valdrá de sus amigos barceloneses para crear y desarrollar un museo sobre su obra en la ciudad. Museo que consolidará el propio artista cuando, al morir Sabartés, entregue los 58 lienzos de su serie sobre las Meninas más 900 obras de su etapa de juventud almacenadas por su familia en Barcelona. Con la creación del "Museu Picasso", Picasso sellará para siempre esa relación de afecto y admiración que mantuvo con Barcelona y con sus ciudadanos a lo largo de toda su vida.Picasso antepone así su cariño por la ciudad a su animadversión por el régimen.



Donde empezó todo… Picasso y Barcelona cuenta con la participación del Museo Picasso de Barcelona, el único centro picassiano creado en vida por voluntad expresa del artista, que ha puesto a disposición de este proyecto audiovisual un impresionante fondo documental; y, como no, cuenta con la estimable colaboración de la familia Picasso.



El documental, realizado por Carlos G.Ayuso, ha sido dirigido por Jaume Boix, director también de una celebrada biografía de Pablo Casals y de la serie de La 2 Reportero de la historia, presentada por Jacinto Antón y cuya segunda temporada está a la espera de programación.