Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

11 de septiembre de 2013

Vocabulario Fundamental. Lobos (11) La historia de "Navarre, il lupo"


Nos llega por Facebook una historia que ocurrió en enero de 2012 cuando el pasado 9 de enero de 2012, un lobo llamado Navarre fue rescatado de las gélidas aguas de un río italiano en condiciones dramáticas, al borde de la muerte. Navarre sufría desnutrición severa, una parálisis en las patas posteriores y 35 bolas de plomo en el cuerpo. El vídeo que mostramos a continuación nos cuenta la extraordinaria historia de su rescate a manos de los trabajadores del "Centro tutela e ricerca fauna esotica e Selvatica Monte Adone de Bolonia".

Tras sedar al animal, los responsables del centro sacaron del agua al lobo que, dado a su estado crítico había entrado en parada cardio-respiratoria. El lobo fue reanimado mediante un masaje cardíaco y la respiración boca a boca. Dada la lejanía del centro de recuperación, el lobo fue trasladado a la propiedad del policía sr. Maestrini, donde se procedió a estabilizar al animal con todos los recursos posibles. 

Una vez en el Centro, Navarre fue operado y estuvo monitorizado las 24 horas del día durante dos semanas de terapia intensiva. El lobo fue trasladado a otro recinto más apropiado para su rehabilitación, que conllevaba una recuperación progresiva de sus funciones motrices. Gracias a una videocámara, el lobo estuvo controlado día y noche sin ser molestado y gracias a la ayuda de los profesionales que lo cuidaban y a sus ganas de vivir, pudo volver a caminar y mejorar favorablemente su estado de salud. Su caso atrajo la atención de muchas personas y organizaciones, que trabajaron duramente para que Navarre pudiera ser devuelto a la libertad. Fue trasladado en abril a un gran cercado con vegetación natural, donde pudo recobrar agilidad y sensaciones. Desgraciadamente, en mayo cuando se estaba aproximando el momento de poder volver a reintegrarlo a la vida en la Naturaleza, Navarre sufrió un empeoramiento súbito y ya no pudo ser reanimado. La repentina muerte de Navarre conmocionó a una buena parte de la sociedad italiana que había empatizado con la historia de coraje y compasión surgida entre un animal salvaje al borde de la muerte y un grupo de humanos, de los buenos, en un gélido bosque italiano.