Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

4 de enero de 2014

Ciclo de cine europeo (28) 'Trilogía Paraíso: Amor', de Ulrich Seidl


Hoy incluimos en nuestro ciclo de cine europeo 'Amor', la primera parte de la trilogía Paraíso del director austriaco Ulrich Seidl, que narra en tres películas tres historias sobre tres mujeres, tres vacaciones y tres amores. Las otras dos, 'Fé' y 'Esperanza' esperamos poder publicarlas en entradas posteriores de nuestro ciclo de cine europeo. 

En esta primera parte, dirigida por Seidl en 2012, una obesa cincuentona austriaca viaja a Kenya en busca del amor a través del turismo sexual, lo que sirve al director para presentar de la manera más cruda el abismo que existe entre el Norte y el Sur, ofreciéndonos una descarnada y y particular visión de una de las formas del amor, ni más desesperada ni tramposa que otras, en el siglo XXI. 




Paraíso: Amor. Otra visión del amor en el cine del 2012

FilmAffinity 3 de Enero de 2013 

Seidl, conocido por su cine sin censuras y para algunos desagradable, porque incomoda muchas veces ver la realidad. Aunque Seidl sea un poco o bastante explícito, nada de lo que me muestra me parece desagradable (al menos en esta película). Al contrario, Seidl consigue hipnotizar a los espectadores, tanto a los que disfrutan con su cine, como a los que lo detestan, para ver el filme hasta el final. Porque detrás de lo que muestra, se esconde una de las historias más tristes del año. Y una completa realidad. Para los que les parece asqueroso ver a una mujer con sobrepeso y un hombre negro teniendo relaciones sexuales, es simplemente porque tienen una idea implantada por la misma industria de tener a personajes atractivos tras la pantalla. Pero la realidad no siempre es así. Es más, casi nunca.


Teresa emprende su viaje a Kenya en busca del amor. Se confunde enormemente de lugar, ya que los chicos africanos tienen muy claro lo que hacen. Busca que los hombres la vean a los ojos y vean dentro de su alma, que la acaricien despacio y con amor, quiere sentirse amada. Se choca contra una cruel realidad cuando se da cuenta que en ese lugar no encontrará lo que busca, aunque algunos le hagan creer lo contrario y la ilusionen.

Es una película que cuenta con una destacada dirección, con encuadres muy buenos y tomas cuidadas. Muy buena fotografía con una estética limpia y armoniosa que mezcla los objetos y los colores de gran forma. Hay mucho arte en su composición. Y la actriz principal, que interpreta a Teresa, Margarete Tiesel, hace un excelente trabajo, es natural en todo momento y pueden sentir lo que siente, comprenderla e indignarte con lo que le pasa. Otra de las actuaciones femeninas del año.

En síntesis, un filme que plasma una realidad, sobre la ilusión del amor, sobre la tristeza y la soledad. En fin, un buen trabajo en la primera parte de esta trilogía.