Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

2 de septiembre de 2014

Ciclo de cine clásico USA (18) 'Simple men', de Hal Hartley


"There's no such thing as adventure. There's no such thing as romance. There's only trouble and desire."

Hoy tenemos el honor de incorporar a nuestro blog una de las películas de cine independiente estadounidense preferidas por el Juez Roy Bean, uno de los filmes que más veces ha visto, la surrealista, divertida y desesperadamente romántica "Simple men", dirigida en 1992 por el realizador norteamericano Hal Hartley. Quien conozca la obra fílmica de Hal Hartley reconocerá su inconfundible estilo en ella, como en casi todo su cine. Trust (realizada en 1990 y junto con Simple men, sus obras maestras absolutas), 'Amateur' (1994), Flirt (1995) y Henry Fool (1997) participan también de las mismas atmósferas de gente de mediana edad bastante desubicada sentimental y profesionalmente que busca su lugar en el mundo y la persona que les ame o les complique la vida en unos peculiares microuniversos situados en varias ocasiones en su Long Island natal. También las iremos publicando en este ciclo de cine clásico norteamericano en futuras entradas para conformar un quinteto de obras de Hartley en su mejor momento, los años noventa. Porque a pesar de ser puro cine independiente, el cine de Hartley forma parte de la mejor cinematografía norteamericana de esa década. Su obra en el siglo XXI la conozco menos así que tendré que actualizarme.


Pero hoy comenzamos con 'Simple men', mi preferida. Una road movie de argumento muy simple: los dos hermanos Bill y Dennis McCabe buscan a su padre, Bill McCabe, un viejo e icónico ex-jugador de beisbol anarquista al que busca la policía, acusado de un poco claro atentado contra el Pentágono hacía 24 años. Siguiendo sus pistas se van encontrando por el camino con unos personajes tan inadaptados y excéntricos como ellos, con los que les suceden extrañas interacciones que les llevarán (o no) por las pistas que ha ido dejando su padre. Hartley conduce a sus extrañados y lacónicos personajes en una búsqueda eterna de amor, deseos sobrevinientes y problemas reales y existenciales desarrollados en unas conversaciones desopilantes, en apariencia intrascendentes pero cargadas de significados.

Y esa magistral escena del baile que comienza con un grito visceral de Martin (Martin Donovan): "¡¡¡Estoy harto de este silencio!!!" al que sigue un baile memorable (con pareja falling in love al fondo) tan enrabietado como sinuoso, de 'Kool thing' de Sonic Youth. Y esa hermosísima escena final, con ese 'don't move' cargado de significados de un policía con el corazón roto a un hombre que se acurruca en una mujer de donde nunca más querrá, efectivamente, moverse. Es de resaltar también la banda sonora compuesta e interpretada por el propio Hal Hartley con el pseudónimo Ned Rifle, especialmente los dos conspicuos temas que suenan en los créditos finales y que el joven Juez Roy Bean solía quedarse escuchando tras acabarse la peli grabada en una cinta vhs en aquellos años locos en los que a altas horas de la madrugada en La2 aún ponían cine de calidad en versión original subtitulada. En fin, es 'Simple Men' de Hal Hartley en mi blog, al fin... Son los hermanos McCabe en busca de su padre y de sí mismos, es romance, problemas y deseo. Pura magia hecha cine.