Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

2 de octubre de 2014

Vocabulario Fundamental. Fundamentalismo (15) DAESH, lo puto peor


Están en todos los informativos enarbolando banderas negras y cabezas cortadas, matan a miles de civiles, secuestran, convierten en esclavas sexuales a centenares de mujeres, viven del secuestro, del contrabando del petróleo y gas, del asalto de los bancos de las ciudades que invaden, cometen violaciones masivas, extorsionan, torturan, aplican la sharia de forma rigorista e implacable, superando en radicalidad y fanatismo a las franquicias de Al-Qaeda, violan, crucifican, asesinan fríamente a quienes consideran impuros o infieles, reparten su odio un amplio rango de personas, hazadies, alauíes, cristianos, kurdos, mujeres que no se tapan lo suficiente, no hablamos ya de si alguno se admite agnóstico o ateo... Aquí DAESH (a.k.a. ISIS , Islamic State of Irak and Syria, a.k.a Estado Islámico) ha autoproclamado un califato en los territorios que dominan en Siria e Irak, imponiendo en sus dominios sus leyes dementes, casi nihilistas. Responsables de la muerte de miles de civiles y de llevar la guerra y el fundamentalismo yihadista por donde pasan, este reportaje de Vice muestra su forma de hacer la guerra y ejercer su poder y supremacía en las cada vez más numerosas poblaciones que dominan, pero también cómo someter mediante el poder y el adoctrinamiento a los civiles (muchos sunníes como ellos y hartos del poder chií de Bagdad y Damasco), sobre todo a los más moldeables, los niños que en ellas viven. 



Vice - The Islamic State

En un hecho sin precedentes, VICE News ha logrado obtener acceso exclusivo al autoproclamado califato del Estado Islámico (el antiguo ISIS) para realizar el documental El Estado Islámico. El galardonado periodista y realizador Medyan Dairieh pasó tres semanas solo grabando en la que fuera la ciudad siria de Raqqa, donde pudo dar cuenta, en primera persona, de cómo los yihadistas europeos juraban lealtad al Estado, del adoctrinamiento al que someten a los niños, del surgimiento de la nueva policía de la sharía y de la instauración de tribunales y prisiones.

Si bien el Estado Islámico continúa publicando horribles vídeos de las frecuentes ejecuciones de rehenes y de los brutales ataques al enemigo, poco se sabe del engranaje interno del grupo. Dairieh logra acceder al centro del movimiento, en Raqqa, presenciar las patrullas callejeras y conocer a los presos y a los combatientes en el frente de batalla. VICE News puede así ofrecer un retrato íntegro de la dureza con la que el Estado impone sus mandatos sobre la nueva población y de la magnitud de la infraestructura que han creado, construyendo fábricas de pan, transformando iglesias en mezquitas y administrando la importación y exportación de bienes en la ciudad.