Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

27 de febrero de 2015

Globalización, capitalismo y otros resortes de poder (45) 'Life and debt', o cómo la globalización re-esclavizó Jamaica


'Life and debt' es un estupendo documental del año 2001 que mostraba cómo la globalización, el neoliberalismo y el libre comercio siguen destruyendo las formas de vida autóctonas a lo largo de todo el mundo bajo el falso manto de la ayuda internacional. La directora estadounidense Stephanie Black se concentraba en Jamaica, contrastando el país que perciben los turistas con la auténtica realidad que viven los jamaicanos. Un país donde, después de veinticinco años de préstamos para el desarrollo por parte del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, su economía de subsistencia quedó arrasada y en gran desventaja frente a los precios de los productos occidentales, muchas veces subvencionados en sus propios países. Con música de Ziggy Marley, entre otros, y guión basado en el libro “A small place”. De la página Reggae.es anexamos esta acertada crítica:

Vamos a ser “políticamente” incorrectos. La esclavitud existe hoy en Jamaica. Es un hecho, como en muchas partes del mundo. Los colonizadores se marcharon dejando una deuda, como pago terrible para obtener la independencia. Una deuda no asumible por el joven país. Aquí es donde entra el FMI (Fondo monetario internacional) a hacer de las suyas. Con sus planes de reestructuración comenzó a chantajear al gobierno arrasando la economía autóctotona del país a cambio de prestamos que no podrían devolver jamás, los chantajes consistieron en devaluar la educación, la sanidad y la justicia; en cambiar todo el tejido productivo del país y las leyes de trabajo (hasta el punto de violar los “sagrados” derechos humanos).

El FMI y el Banco Mundial escudan sus actuaciones en torno a la idea de un mundo globalizado, conectado y mejor, un mundo de difícil equilibrio; un equilibrio que hay que mantener a pesar de lo “doloroso” de algunas medidas. No es más que una forma de colonialismo moderno. ¿Quién es el iluso que pensó que iban a dejar escapar semejante bagatela? Para que el mundo no se percatará de la situación crearon una trampa, otra Jamaica; de sol, de playa, de spliffs y reggae. Un paraíso. Un paraíso dentro de un teatro, de un escenario. De un burdo trampantojo. Y funcionó. El reggae contribuyó a eso, manipulado tal vez o manipulados sus oyentes. Por eso estas películas hacen falta, desde Reggae.es queremos reivindicar el reggae como instrumento de cambio social, el reggae de combate, de oposición a la injusticia, por que ese es el reggae autentico. Nació del fango para abrir nuestros ojos. Además; FMI, reestructuración, medidas, rescate….¿Les suena de algo? Os dejamos con el documental. Listen and Play.

VER EL DOCUMENTAL ONLINE EN VK

23 de febrero de 2015

Estupor y Temblores (41) 'Colombia Invisible', de Unai Aranzadi


El presidente Santos inaugura un megaproyecto transnacional mientras los niños desplazados por los efectos de este mueren a pocos metros. El general Reyes dice que han ejecutado a un jefe guerrillero a pocas horas de verse forzado a reconocer que, en realidad, era un líder indígena. La juez que investigaba a un grupo de militares por la violación y el asesinato de tres niños es asesinada. Los trabajadores bananeros arriesgan la vida por reclamar sus derechos... Si la resolución de todo conflictos pasa por conocer sus causas, ¿por qué no trascienden las de Colombia? 'La Colombia Invisible', dirigido por el bilbaíno Unai Aranzadi en 2013, nos muestra la Colombia de la crisis humanitaria, de las decenas de miles afectados por megaproyectos mineros, de las víctimas, de los desaparecidos, de los falsos positivos, de las poblaciones indígenas o afrodescendientes, de todos las víctimas olvidadas en las conversaciones de paz en Cuba, de los muertos, heridos, desaparecidos, traumatizados o desplazados, de los millones de afectados por los combates entre ejército, guerrillas y paramilitares desde hace cinco décadas y que para la Colombia actual son casi invisibles.

"Más me informo, y las cifras y el horror me lo confirman: quizás no ha existido en la historia humana un Estado tan violento como el colombiano. Tan solo desde la década de 1980, se contabilizan 5 millones de desplazados, más de 100.000 desaparecidos, 3.000 sindicalistas asesinados, y un promedio de 10.000 asesinatos con tinte político al año. Cifras que superan la criminalidad que vivieron los países del cono sur latinoamericano bajo las terribles dictaduras de los años 1960 y 1980. Recordemos que Colombia, aparentemente, es una democracia. Lo dicen la ONU y otras organizaciones internacionales de derechos humanos: la casi totalidad de muertes son producidas por agentes del Estado y sus paramilitares. La inmensa mayoría de asesinados no son guerrilleros ni sus posibles colaboradores. Bien lo expresa Unai Aranzadi,el director del documental La Colombia invisible: “Si superponemos el mapa de la presencia de las multinacionales y de los grandes megaproyectos económicos, sobre el mapa de la presencia paramilitar, veremos que coinciden perfectamente.” Además de tener más efectivos en sus Fuerzas Armadas que cualquier otro país de América Latina, se calcula que 20.000 paramilitares están bajo su mando, sembrando el terror, haciendo el trabajo sucio y financiándose con el tráfico de cocaína.
El trabajo de Unai se titula La Colombia invisible porque muestra una Colombia que no existe para los grandes medios hegemónicos de comunicación. Ellos relegan a la insignificancia el dolor y la muerte de miles y miles de humanos, quizás porque casi todos son pobres. Nada importa que se descuarticen mujeres, bebés, adolescentes y ancianos a machete o motosierra; que para desaparecer los cuerpos sean arrojados a lagunas repletas de cocodrilos, criados para tal fin, o quemados en incineradores, como lo hizo el nazismo. Hace pocos años se encontraron más de dos mil cadáveres en una fosa: el Ejército nada sabía, aunque pocos metros la separaban de una instalación militar. Esto no existe para el mundo, porque la gran prensa oculta o tergiversa. O las dos cosas. Unai fue a Colombia, y por poco no se recupera de lo que vio y filmó. Recuerdo cuando me contó que ya tenía ese testimonio listo para ser mostrado, pero, ¿dónde? ¿En qué sala? ¿A quién le podría importar el tema? Quería hacer copias y regalarlas. Pero el contenido de su obra es tan humanamente terrible y, en especial, honesto, que ha ganado ya varios premios internacionales. Cuando vi el documental me volvió a doler mi Colombia, repleta de riquezas como pocos países en el mundo, y con millones de sus gentes que huelen a pobreza y sufrimiento. Pero que ante cualquier esperanza de una vida mejor sonríen optimistas."
Hernando Calvo Ospina, periodista colombiano. Autor de 'Colombia, laboratorio de embrujos. Democracia y terrorismo de Estado'.

Vocabulario Fundamental. Animales (45) Animales esclavos 5 La realidad de los circos de animales en una imagen desoladora


Captada por el fotógrafo chino Yongzhi Chu, esta fotografía tomada en un circo en la provincia china de Suzhou ha sido elegida primer premio en el World Press Photo en la categoría individual de Naturaleza. Ese sub-humano acercándose con un látigo ante la mirada aterrada de un desdichado macaco... No hay mucho más que decir que ¡¡¡NO A LOS PUTOS CIRCOS CON ANIMALES!!! ¡¡¡NO A LA EXPLOTACIÓN ANIMAL!!!

Entrada relacionada:
Vocabulario Fundamental. Animales (35) Animales esclavos III Blackfish
Vocabulario Fundamental. Animales (12) Animales esclavos II
Vocabulario Fundamental. Animales (10) Animales esclavos I Romper el alma a un elefante

21 de febrero de 2015

Vocabulario Fundamental. Basura y Contaminación (8) La tragedia de los vertederos electrónicos



Hace tiempo abordamos el problema de la obsolescencia programada con el galardonado documental 'Comprar, tirar, comprar', que popularizaba un término que, en la práctica, la mayoría de los consumidores habíamos sufrido en primera persona. El que más y el que menos, ya había comprobado que nuestros productos tecnológicos tenían una vida limitada, pero, además, el documental dirigido por la realizadora Cosima Dannoritzer nos abría los ojos a las graves consecuencias ambientales de este constante usar y tirar: estábamos convirtiendo a países como Ghana en el basurero electrónico del primer mundo. Hoy publicamos su secuela, el reportaje "La tragedia electrónica", con el que Dannoritzer trata de cerrar el círculo centrando esta vez su investigación en los residuos electrónicos que los países desarrollados generan, su reciclaje ilegal y su tráfico desde Europa y EE.UU hasta vertederos de Ghana y China. Un negocio tóxico a escala planetaria.


La tragedia electrónica

Dirección: Cosima Dannoritzer
Producción: Media 3.14 y Yuzu Productions en coproducción con Arte France, Al Jazeera English, Televisión Española, Televisió de Catalunya. 2014
Colaboración: Lichtpunt (Bélgica), RTS (Suiza), SVT (Suecia), TG4 (Irlanda) y YLE (Finlandia)

Imagen radiográfica de un contenedor de residuos electrónicos interceptado por la aduana en Hong Kong

RTVE.es / DOCUMENTOS TV 28.05.2014

Cada año, en los países desarrollados se producen hasta 50 millones de toneladas de residuos electrónicos, el 75% de los cuales desaparece de los circuitos oficiales de reciclaje. Su destino habitual son vertederos africanos o asiáticos donde contaminan el agua, la tierra y el aire y envenenan a miles de personas. Un dato que no debería extrañarnos que siguiera creciendo, ya que, solo en 2013, se vendieron 50 millones de televisores de pantalla plana, 300 millones de ordenadores y 2.000 millones de teléfonos móviles y smartphones en todo el mundo.

El periodista Mike Anane en el vertedero de Agbogbloshie en Accra, Ghana

Retorno a Agbogbloshie

La tragedia electrónica arranca en el vertedero Agbogbloshie, en Ghana, uno de los escenarios visualmente más impactantes de Comprar tirar comprar, y con uno de los personajes que más llamaron la atención de los espectadores aquel enero de 2011: el periodista ambiental Mike Anane, al que conocimos realizando un inventario de algunos de los residuos que llegaban a su país para averiguar cuáles fueron sus propietarios en origen.

Cosima Dannoritzer elige este escenario como punto de partida de La tragedia electrónica, aclarándonos que tres años después la situación no ha mejorado, sino todo todo lo contrario. La cantidad de residuos electrónicos que llegan a África se ha duplicado en los últimos tiempos y se calcula que el tráfico ilegal de esta basura mueve ya más dinero que el negocio de la droga.

Centenares de carcasas de teléfonos móviles en un taller de reciclaje en Guiyu, China.

Un documental con vocación internacional

La secuela de Comprar, tirar, comprar inicia en Ghana un viaje de investigación por Europa, China, África y EEUU, poniendo en tela de juicio la debilidad del sistema europeo de reciclaje, la ausencia de compromiso legal en EE.UU, país que no firmó la convención de Basilea, que prohibe la exportación de residuos; denunciando la existencia de ciudades chinas literalmente inundadas de residuos reciclados sin ningún tipo de respeto por el Medioambiente o la salud, y evidenciando la incapacidad de las autoridades portuarias europeas y asiáticas para controlar el gigantesco volumen de basura electrónica que cruza los mares a diario.

Robo de residuos electrónicos en un punto limpio cerca de Barcelona

El documental también alerta de las consecuencias para la seguridad que conlleva la aparición en el mercado de microprocesadores reciclados ilegalmente en Asia y que son utilizados en tecnología estratégica y decisiva en nuestra vida diaria, como el transporte o la electromedicina.

El rodaje en España

El documental habla de un problema a escala global pero también nos muestra el funcionamiento de los circuitos de reciclaje oficiales en entornos locales. Parte de su metraje ha sido rodado en España, donde el equipo encabezado por Dannoritzer ha acompañado a Belén Ramos, responsable de Medioambiente de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en la realización de un estudio de seguimiento de residuos electrónicos para averiguar su destino final.

Solo el 25% de ellos terminaron procesados en plantas autorizadas. El resto acabó en chatarrerías, descampados o almacenes. Eso sí, ninguno de los elementos de la muestra salió del país.

El papel del consumidor

Visto el volumen de residuos, la falta de recursos para controlar su tráfico y la ineficacia de algunas leyes, La tragedia electrónica concluye el relato apelando a la responsabilidad del consumidor que, consciente de lo que le pasa a un producto cuando acaba su vida útil, quizá debería redefinir su papel; utilizando sus aparatos durante más tiempo antes de que el planeta se convierta en un enorme vertedero con una larga y tóxica vida por delante.

18 de febrero de 2015

Vocabulario Fundamental. Cerebro e Inteligencia (24) Bobby Fischer, las dos caras del genio

Hoy abordamos la vida de Bobby Fischer (1943 - 2008) una de las leyendas de la historia del ajedrez, un tipo de inteligencia excepcional que, sin embargo, tuvo una vida muy complicada y errática y que terminaría desarrollando una enfermedad mental y una sociopatía que lo alejaron del mundo y la realidad, y que apenas le dejaron desarrollar su carrera y sus enormes capacidades mentales. Y lo hacemos con el documental 'Bobby Fischer contra el mundo' (Bobby Fischer Against The World, 2011) dirigido por la realizadora estadounidense Liz Garbus para HBO, que narra su apasionante vida, su infancia disfuncional, su explosión a los 14 y 15 años como precoz campeón estadounidense, su ascenso como estrella, la consagración como campeón en su inolvidable duelo con el ruso Spasski, su brusca decadencia y el olvido en el que pasó las últimas etapas de su vida. No obstante Bobby Fischer sigue siendo venerado como uno de los más grandes ajedrecistas de todos los tiempos. Con el genio de Brooklyn y un relato encontrado en el blog Chusmarinista de una fugaz estancia de Fischer en España que describe bien su personalidad les dejamos. 

"Fischer estuvo en Sevilla jugando unas simultáneas, la federación le preparó una pequeña trampa y le puso unos aficionados muy fuertes. Perdió con Eugenio Gómez, única partida que perdió en España e hizo tablas con mi padre, Julián Alonso. Me cuenta mi padre que habían terminado todas las partidas y quedaba solo la suya. Hemos analizado la partida y Fritz da 2,1 a favor de mi padre. Fischer se sentó, puso los pies encima de la mesa, pidió una coca-cola y un bocadillo y se puso a jugar el final apremiando a mi padre para que jugara "al toque". El presidente de la sevillana le dijo: la tenías ganada Julián. Mi padre le contestó: siéntate tú y juega a ver qué haces. No es solo como jugaba sino la presión que lograba transmitirte. Otro gran veterano del ajedrez sevillano, José María Gómez Feria, me cuenta que esa noche llevaron a Fischer a un tablao flamenco para homenajearlo. Según me dice José María había unas bailaoras espectaculares. Fischer se sentó contempló el espectáculo uno o dos minutos y sacó un ajedrez de bolsillo de la chaqueta y se puso a analizar". Para mí Fischer siempre fue un mito, pero creo que su gran drama fue que a pesar de ser algo precioso, en su vida no había otra cosa, solo ajedrez. VER EL DOCUMENTAL EN VK



Fischer, o las dos caras de un genio


Larry Graham estaba muy excitado aquella mañana primaveral de 1991 en un hotel cercano al aeropuerto de Francfort. Iba a comer en secreto con su ídolo, Bobby Fischer, desaparecido de la vida pública durante 19 años. Ese día, Graham conoció a un ser de inteligencia excepcional, pero también se asomó al lado oscuro y sórdido del ajedrecista más carismático de la historia. Hoy, a los 61 años, Fischer, detenido en el aeropuerto de Tokio, pide asilo en un tercer país para librarse de 10 años de cárcel en Estados Unidos por escupir en 1992 sobre un documento del Gobierno.

"¡Bobby Fischer es el nuevo campeón del mundo de ajedrez!". Las radios y televisiones estadounidenses interrumpieron su programación el 1 de septiembre de 1972, mientras Fischer se recluía en su hotel de Reikiavik (Islandia) tras destronar al soviético Borís Spasski. Horas después, el presidente Richard Nixon le envió un emotivo telegrama. Los tableros y libros de ajedrez estaban prácticamente agotados en los cinco continentes porque aquel duelo, en plena guerra fría en la URSS y EE UU, había sido noticia de primera página durante dos meses.

Los aficionados -como el citado Graham, que en 1972 tenía 16 años- llevaban tiempo pasmados por la deslumbrante valentía y creatividad que Fischer exhibía dentro y fuera del tablero. Era el combate de un hombre solo contra la poderosa maquinaria de la URSS, el país más grande del mundo, donde el ajedrez era una pasión nacional. Campeón absoluto de EE UU a los 14 años, cuando ya había abandonado el colegio, Fischer fue gran maestro (categoría comparable a cinturón negro en yudo) a los 15. Tras barrer a sus rivales en el Torneo de Candidatos ante la estupefacción del Kremlin, todo estaba preparado en Reikiavik para que Fischer retase a Spasski en el verano de 1972. Pero el aspirante se negó a jugar hasta que, tras la intervención del secretario de Estado Henry Kissinger, el mecenas británico James Slater dobló la bolsa con 125.000 dólares.

Mal comienzo

Nervioso como nunca, Fischer perdió la primera partida tras arriesgar en exceso, y la segunda, por incomparecencia, en protesta porque las cámaras de televisión y el público le molestaban. En otra sala sin público y con las cámaras camufladas, Fischer ganó la tercera y rompió su bloqueo mental, lo que le permitió proclamarse campeón dos meses después y ser recibido en la Casa Blanca como un héroe, mientras a Spasski le trataban en Moscú como a un traidor.

Ahí empiezan sus 20 años de desaparición pública, trufada con incidentes significativos. Poco después de volver de Reikiavik rechazó una sustanciosa oferta para anunciar un champú porque le parecía malo. En 1975 renunció a defender el título ante el nuevo héroe soviético, Anatoli Kárpov, proclamado campeón sin jugar, por desavenencias técnicas con la Federación Internacional (FIDE), a pesar de que el presidente filipino Ferdinand Marcos ofreció una bolsa de cinco millones de dólares. En 1976 se vio en secreto con Kárpov en Madrid para negociar un duelo, pero no hubo acuerdo. En 1981 fue detenido, con aspecto de vagabundo, durante dos días, por la policía de Pasadena (California), que le confundió con el atracador de un banco.

Y aquí empieza la inolvidable vivencia de Graham, quien desde 1986 envía cartas al estadounidense en las que no intenta engañarle: "Soy periodista, pero antes fui ajedrecista semiprofesional gracias a usted, que me cautivó con sus partidas en 1972, y tengo un gran deseo de conocerle". Ése es el resumen de aquellas misivas a lo largo de cinco años. Fischer necesita dinero, vive de la ayuda de sus pocos amigos, pero se muestra muy exigente y desconfiado en cuanto a ofertas para reaparecer. En 1991 surgen dos de empresarios españoles. Fischer, que no simpatiza con la prensa, pide a Graham que indague discretamente sobre la seriedad de ambas y sea testigo de las negociaciones, en Francfort y Los Ángeles: todo será estrictamente confidencial, pero, si se cierra el trato, Graham tendrá una exclusiva mundial.

Fischer está muy frío y distante al inicio de la comida en Francfort. Para confirmar que Graham no miente y ha sido ajedrecista, saca de su chaqueta un tablero de bolsillo, coloca las piezas en una posición determinada y le pregunta a Graham cuál es la mejor jugada. El periodista tiene una suerte inmensa; conoce esa posición porque la estudió a fondo en sus tiempos de jugador: "Ésta es la partida Pomar-Fischer, La Habana, 1966".

Más que satisfecho, Fischer se vuelve muy amable y sincero. Graham ve que quienes atribuyen a Fischer un cociente de inteligencia superior al de Einstein no andan descaminados. Pero por la noche, mientras ambos pasean por la parte vieja de Francfort, Fischer vomita un lenguaje soez, no sólo contra "los comunistas", por sus múltiples conflictos con los soviéticos, sino también contra las mujeres, los negros y, muy especialmente, los judíos, a pesar de que su madre era judía. Esa noche, Graham comprende que Fischer es un enfermo mental: es imposible que una persona tan inteligente mantenga esas opiniones profundamente racistas y machistas, si no es por una enfermedad.

Esa impresión se confirma en Los Ángeles, pocos meses después. A veces, Fischer exhibe una lucidez extraordinaria. Otras, habla y se comporta igual que un niño. También surge su paranoia: acusa al ajedrecista y disidente soviético Víktor Korchnói, que sufrió mucho, antes y después de escaparse de la URSS, de ser un espía al servicio del Kremlin. Un día, tras pasear unos diez kilómetros con Graham, le dice: "Ahora te pido que des media vuelta, con el fin de que no veas qué autobús voy a coger para volver a casa".

Fischer no reaparece hasta 1992, cuando acepta la oferta del mafioso yugoslavo Yezdímir Vasílievich para volver a enfrentarse a Spasski, en Sveti Stefan (Montenegro). Es allí, en su primera conferencia de prensa en 20 años, cuando escupe sobre un documento del Departamento del Tesoro que le conmina a no violar el embargo contra Yugoslavia, debido a la guerra de Bosnia. Tras ganar de nuevo a Spasski, que ahora es francés, y embolsarse unos 350 millones de pesetas, Fischer vuelve a desaparecer. Pero de vez en cuando da entrevistas patéticas a la emisora filipina Bombo Radio, en las que justifica el holocausto nazi o el ataque terrorista contra las Torres Gemelas.

Paralelamente se van conociendo detalles ocultos de su vida, que ayudan a entender su mente atormentada de superdotado. Su madre, Regina Wender, de origen suizo, estudió medicina en la URSS, hablaba ocho idiomas y fue diagnosticada de paranoia en 1943 en EE UU; divorciada, cambiando constantemente de trabajo y residencia, apenas pudo dedicar tiempo a la educación de sus dos hijos, Bobby y Joana. Su padre legal, el alemán Gerhard Fischer, fue probablemente un espía soviético que ya no estaba en casa cuando nació Bobby, aunque accedió a darle su apellido, y se refugió después en Chile. Su padre biológico, Paul Nemenyi, fue un eminente científico húngaro que murió cuando Bobby era muy pequeño.

Sin pasaporte

En diciembre de 2003, el Gobierno de EE UU canceló el pasaporte de Fischer, lo que motivó que fuera detenido por la policía japonesa la semana pasada cuando intentaba volar a Filipinas, donde hace cuatro años tuvo una hija, cuya madre es mucho más joven que Fischer. Ahora, 12 años después del delito, el Gobierno japonés, que no concedió la extradición del ex presidente peruano Alberto Fujimori en 2001, decidirá si extradita a Fischer, quien podría ser encarcelado hasta 10 años si se aplica estrictamente la ley de EE UU y no se considera su enfermedad como atenuante o eximente. Millones de admiradores hubieran preferido que Fischer desapareciese como un mito viviente, y muchos aún dudan de que la parte oscura de su vida no sea una exageración de la prensa. Por desgracia, lo único falso de todo lo aquí escrito es la identidad de Larry Graham, un seudónimo del autor de estas líneas para no expresarse en primera persona.

Música para camaleones (71) Apparat - Song of Los



Trees and houses stray Losing voices for the day For the better and the bright For the way out...of the night I just want to slide across I am trying to get lost I just want to hear you talk one more time before we stop Losing our voices Losing our voices For loving Trees and houses stray Dead legs turning silver Gray Oh It happened yesterday Sunlight washes it away Where I go, I go alone I'll be safe cuz this is home Took the fast lane out of here To escape the truth, disappear Losing our voices Losing our voices For loving 

Song Of Los Video Directed by Saman Keshavarz www.samanftw.com 

Vocabulario Fundamental. Olvido (11) Españoles en el Gulag: los olvidados de Karagandà


En septiembre de 2013 la visita de nuestro necio presidente del Gobierno español a Kazajistán al fin trajo algo positivo para nuestro país. Por primera vez, un gobierno de las antiguas Repúblicas Socialistas Soviéticas le hizo entrega, a través de su presidente Nursultán Nazarbáyev, de un dossier con los nombres y los datos de los españoles que sufrieron cautiverio, y en algunos casos murieron, en el Gulag, el sistema de campos de concentración soviéticos en la 2ª Guerra Mundial y la postguerra, cerca de la ciudad kazaja de Karagandá. Este hecho histórico es el punto de partida del documental 'Los olvidados de Karagandá' que recupera la historia de 152 españoles que allí sufrieron cautiverio y, en en algunos casos, la muerte.

Allí fueron recluidos prisioneros ex-combatientes españoles de la División Azul, así como republicanos y niños de la guerra que no se habían adaptado a la difícil vida en la URSS. Algunos pudieron volver y otros no. Obligados a convivir y a unir esfuerzos para sobrevivir, este cautiverio logró casi lo impensable: la reconciliación, y en algunos casos la amistad, de los dos bandos enemigos de la guerra civil española. La película refleja los testimonios de supervivientes y sus familiares, así como las circunstancias que rodearon la azarosa estancia de los españoles en este campo de concentración. 

​El documental , producido por la Asociación Nexos-Alianza con la colaboración de la Cooperación Española a través de la Embajada de España en Astaná, consiguió el premio “Diamond Award” en el Festival de Cine de California.

16 de febrero de 2015

El Crackómetro (35) Pau y Marc, salto a la Historia


Anoche los hermanos Gasol entraron (más aún) en la historia del baloncesto mundial en un salto y un abrazo emocionantes. Y nada menos que en el Madison Square Garden, la meca de este deporte. Grandes tipos en todos los sentidos. Gente con la que mola compartir pasaporte. 


10 de febrero de 2015

Vocabulario Fundamental. Animales (44) Animales esclavos 4 'Febrero, el miedo de los galgos'


El año pasado tuvimos el placer de asistir a la proyección en Matadero del documental 'Febrero, el miedo de los galgos', documental producido por Waggingtale Films, que retrata la realidad del galgo en España sin caer en el sensacionalismo y la recreación de la intolerable violencia que sufren estos animales por parte de muchos cazadores sin alma, valga la redundancia. Y lo hace a través de la historia de Mila, una galga abandonada con mucho miedo a las personas, que es rescatada y trasladada a Barcelona por la ONG SOS Galgos, a la espera de una operación importante tras ser atropellada en Arahal, un pueblo de Sevilla. La caza de la liebre, práctica común en zonas rurales, expone al galgo a una vida de miseria y crueles entrenamientos. La temporada de caza acaba en febrero y el número de galgos abandonados en esta época del año se dispara. Al igual que Mila, la mayoría de ellos no llega a los tres años de edad. Acá les dejamos su documental (dirigido por Irene Blánquez) y un mensaje suyo, por si quieren echarles un mano en su admirable esfuerzo. Porque en España los galgos corren hasta morir.

El documental 'Febrero, el miedo de los galgos' ha sido producido con mucha ilusión y esfuerzo. Tanto el trabajo de preproducción, como el de producción y postproducción ha sido realizado por profesionales sin remuneración. No ha existido ningún tipo de crowdfunding ni sponsorship. La cesión del film y toda la gestión y promoción en la gira oficial y educativa (más de 80 pases por todo España) también ha sido altruista ya que no ha habido ningúna distribuidora detrás de este proceso. Es por este motivo que agradecemos mucho tu colaboración tanto si nos ayudas con una donación, como adquiriendo nuestra bolsa solidaria. De esta forma nos echarás una mano para recuperar parte del trabajo realizado en los dos últimos años dando impulso a Waggingtale Films, waggingtale.org, productora emergente con muchas ganas de continuar produciendo films que defiendan tanto el medioambiente como los animales.

Puedes hacer tu donación:
Mediante Paypal a través de este link: febreroeldocumental.com/ayuda
A través del botón TIP JAR / BOTE DE PROPINAS de Vimeo
A través de transferencia bancaria: TRIODOS BANK 1491 0001 25 2095873127
Adquiriendo nuestra bolsa solidaria: febreroeldocumental.com/tienda

Ciclo de cine de animación (29) 'Eager' y 'Mound' by Allison Schulnik




Una vez más agradecemos el descubrimiento al Sr. Román de un artista, esta vez la californiana Allison Schulnik, de quien publicamos dos de sus bizarras creaciones audiovisuales, dos hipnóticas stop-motion de arcilla y plastilina que recrean un fascinante universo, deudor evidente de otros artistas como los hermanos Quay o Jan Starewitz. Munditos tan inquietantes como conmovedores, plagados de criaturas que se desenvuelven entre la decadencia y una delicadeza sublime.

'Mound'


Vocabulario Fundamental. Extinción (40) ¿Cómo te sentirías si supieras que se está acabando el mundo?




Una entrada en el blog 3500 Millones de El País nos ofrece el lamento de muchos científicos climáticos y ecólogos que se encuentran entre angustiados y encabronados, sabiendo que estamos en la antesala de los colapsos que acechan a nuestro mundo en las próximas décadas, siendo conscientes de que las civilizaciones humanas siguen sin hacer nada para evitar el desastre que, inexorablemente, se nos vendrá encima. 


Cómo te sentirías si supieras que se está acabando el mundo


Esta entrada ha sido escrita por Mara Cabrejas y David Hammerstein, y se publica al mismo tiempo en el blog personal de David.

Durante varias décadas la comunidad científica ha venido presentando muchas evidencias empíricas alarmantes sobre realidad del cambio climático que tenemos sobre nuestras cabezas. Son numerosas las señales del imparable avance de los impactos ecológicos y humanos que conlleva la desestabilización climática, que está fundamentalmente causada por nuestras tecnologías más idolatradas: las basadas en la extracción de los combustibles fósiles y el carbono enterrados en el subsuelo para dispersarlo por la atmósfera.

Aunque este modelo energético del desarrollo y la modernización tiene los días contados por encontrase en fase de translimitación y rebasamiento de los límites biofísicos que imponen los procesos biogenerativos de los sistemas vivos del planeta, paradójicamente ha sido muy tímida y totalmente insuficiente la reacción de las instituciones políticas ante la contaminación y el deterioro acelerado de la biosfera, que es el soporte necesario para la supervivencia de las sociedades humanas. Este institucionalizado negacionismo suicida del dilema en el que se encuentran atrapadas las sociedades humanas tiene una repercusión especial sobre los sentimientos de los científicos que llevan años aportando informaciones y datos fundados sobre la muerte anunciada de una parte crucial del planeta vivo del cual dependemos y al que pertenecemos.

Un conmovedor reportaje recoge los testimonios de científicos y científicas que se encuentran ante un proceso de doloroso duelo ante la pérdida y muerte de los ecosistemas. En estos numerosos testimonios de los científicos del clima, documentan cinco etapas de duelo de los científicos en la experiencia de sus investigaciones climáticas sobre la inexorable muerte de los ecosistemas: la negación, el enfado, la negociación, la depresión y la aceptación. Entre otras muchas cartas que expresan los penosos sentimientos ante la adicta sordera civilizatoria, una científica climática australiana especialista en acontecimientos climáticos extremos, Sarah Perkins, expresa así sus emociones sobre la negación:
"Durante mucho tiempo he estado terriblemente preocupada. Ojalá que no tuviera que admitirlo pero todo lo que he temido está ocurriendo. Antes pensaba que era paranoica pero resulta ser verdad. Ella (La Tierra) se nos va poco a poco, mostrando señales de una enfermedad aguda durante mucho tiempo pero nadie ha hecho nada para remediarla. He documentado su comportamiento cada vez más errática. Algunos comportamientos que antes eran muy raros ahora suceden con frecuencia con más furia aún. He intentado explicar estos cambios una y otra vez pero nadie me ha hecho caso. Es como si todo el mundo haya estado ignorándome completamente y no estoy segura porque. ¿Es mas fácil pretender que no existe la enfermedad, esperando que desaparezca? ¿O es como nunca han tenido que vivir sin ella, la misma idea de su muerte es imposible? Quizás no pueden ver el daño que han hecho a ella. Que todos le hemos hecho. 
Para mi es una lógica falsa. ¿Como puedes ignorar la enfermedad grave de alguien con quien estas íntimamente conectada y dependiente?. ¿Como puedes dejar que tu avaricia y egoísmo te dominen y dejar de cuidar y proteger a quien lo necesita más?. ¿Como es posible que no sentimos una obligación abrumadora de responsabilidad y cuidado cuando nuestros seres más queridos están tan desesperadamente enfermos?. ¿Como eres capaz de borrar todo esto de tu mente?. Es algo que nunca comprenderé. Quizás soy una extraña, una anomalía de la raza humana, una a quien le preocupa bastante, que tiene compasión, que quiere ayudar en su recuperación. De hecho podemos tratar de recuperarla. Si trabajamos juntos podemos curar esta terrible enfermedad y recuperarla de la explotación que le hemos infringido. Pero debemos actuar de prisa y debemos actuar juntos. El tiempo se acaba y tenemos que actuar ya."
En cambio, el Profesor Corety Bradshaw, experto en escenarios ecológicos, manifiesta su enfado de esta manera:
"Mi principal emoción es de ira, no alimentada por la ignorancia sino por la avaricia y la especulación a expensas de las futuras generaciones. No hablo desde una vaga conexión existencial con el futuro de la raza humana. Hablo como un padre de una niña de siete años que ama a los animales y la naturaleza en general. En mi trabajo como biólogo todos los días veo evidencias irrefutables de que cambio climático causado por la acción humana acabará siendo uno de los motores principales de la actual extinción masiva de la Era del Antropoceno. Dejando a lado la indiferencia de la opinión pública y la miopía individual, estoy furioso que políticos como Abbot (primer ministro australiano) y sus secuaces anti-ambientalistas están robando el futuro de mi hija y en encima se ríen de ello mientras se enriquecen con el oro figurativo de la industria de los combustibles fósiles. Da igual que sea debida a la estupidez, a la avaricia o a la deshonestidad deliberada, el resultado es lo mismo- la destrucción del sistema de soporte ecológico que nos mantiene vivos y prósperos. El cambio climático, la rapidez de que estamos desordenando el clima junto a una salud planetaria ya muy comprometida crea una situación muy grave.
Mi frustración con estos cabrones avariciosos y mentirosos es muy personal. El caos climático causado por la acción humana no es una creencia. Es uno de los fenómenos más estudiados de la Tierra. Hasta un deficiente mental lo puede entender. Como cualquier padre si alguien amenaza a mi familia yo reacciono con enfado y venganza. Esta ira es la expresión de mi amor hacia mi hija y la tristeza que me siento en mi corazón por como otros están tratando su futuro. Atiendan mis palabras, plutócratas, negacionistas, mercenarios de los combustibles fósiles y charlatanes de la ciencia: llegará el día que las billones de personas que han sufrido las consecuencias de vuestra estupidez y avaricia irán a por vosotros. Yo estaré allí también."
La práctica de científicos que comparten sus sentimientos contradice la cultura científica heredada y basada como está en los relatos heroicos y tecno-optimistas de la propia ciencia. Esta exitosa mitología idealizadora de la ciencia defiende la existencia de un inmaculado y exclusivo interés por el conocimiento, de una supuesta objetividad anclada en la neutralidad de la herramienta formal del método científico. Se concibe que las prácticas científicas, sus presupuestos de partida y las teorías y verdades producidas refieren exclusivamente a valores cognitivos racionales y desencarnados de otros tipos de valores, como son los sociales, los ecológicos, los morales y los emocionales.

El que los científicos se resistan a la anestesia emocional y moral al hablarnos de sus sentimientos ante el temible caos climático provocado por la acción humana y sus tecnologías faústicas, choca también con los valores y prioridades de nuestras sociedades modernas obsesionadas como están por la riqueza material, el crecimiento de la escala física de la economía y el consumismo.

Las élites económicas y políticas rechazan sistemáticamente la idea de que las personas pudieran expresar los sentimientos provocados por ser testigos impotentes de la destrucción masiva de la vida y los metabolismos del planeta. Para poder continuar tirando carbón al tren descarrilado del desarrollo los poderes económicos y los gobiernos no pueden permitir la visibilidad de la angustia profunda y el sentimiento de compasión que sienten millones de personas ante la acelerada muerte de la naturaleza y de sus criaturas ni ante el inevitable robo de oportunidades de vida, bienestar y futuro.