Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

14 de julio de 2016

Ciclo de cine clásico USA (27) 'La extraña pareja', de Gene Saks


Para este nuevo clásico del cine norteamericano publicamos 'La extraña pareja '(The odd couple), una divertidísima comedia dirigida por Gene Saks en 1968 y protagonizada por Jack Lemmon y Walter Matthau, acompañados de un gran plantel de secundarios. Esta película está basada en una obra teatral de Neil Simon sobre dos divorciados que comparten apartamento en Nueva York. 

Felix (Jack Lemmon) es un maniático de la limpieza, meticuloso, neurótico y recién divorciado, sólo interesado en cocinar, cuidar de la casa y contar sus penas (y la añoranza de su ex-mujer) a cualquiera que se preste a escucharle. Su compañero de piso Oscar (Walter Matthau) es todo lo opuesto: desordenado, despreocupado y tarambana, sus aficiones son intentar ligar y jugar a cartas con los amigotes.

Esta contraposición de caracteres opuestos en los protagonistas de una película ha sido repetida en numerosas ocasiones en la historia del cine y de hecho constituye un género propio, las 'buddy movies', aunque pocas veces con la química de estos dos grandes actores. De hecho, esta película fue la segunda vez en que esta conspicua pareja cómica se reuniría, tras otra master piece de la comedia como 'La bandeja de plata' (The fortune cookie, 1968), volviendo a hacerlo en la también estupenda 'Primera plana' (The front page, 1974), filmes ambos que también intentaremos publicar en este ciclo de cine. 


Siete años después se buscó repetir la fórmula en 'Aquí un amigo' (Buddy buddy, 1981) incluso ya entrados los noventa en 'La extraña pareja otra vez' (The odd couple, 1998), aunque sin la magia de sus anteriores encuentros. Las soberbias actuaciones de todo el elenco interpretativo y la capacidad del guión del célebre Neil Simon para penetrar con gracia en las psicologías de los caracteres de los personajes construyendo memorables situaciones cómicas son la base principal para este film sumamente entretenido, con música de Neal Hefty y la ligera y chispeante narración de su director Gene Saks (del que francamente no conocemos más de su obra fílmica).

Las personalidades contrapuestas de la pareja protagonista (y las de sus amigos) dan lugar a unas divertidas y ácidas escenas humorísticas con unos excelentes diálogos y una excepcional química entre ellos, conformando un magnífica comedia inteligente y madura sobre lo difícil que puede resultar para los seres humanos mantener una relación de convivencia ya sea amistosa o marital, un hilarante y perdurable clásico que sigue conservando su vigencia y frescura casi medio siglo después