Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

14 de mayo de 2017

Vidas Conspicuas (13) Osama Bin Laden, íntimo y personal


El documental 'Osama Bin Laden, íntimo y personal' es una producción alemana de 2015 dirigida por Alexander Berkel que reconstruye los últimos años de Bin Laden.

Durante la operación que acabó con la vida de Osama Bin Laden el 1 de mayo de 2011 cayeron en manos de los comandos norteamericanos numerosos documentos privados, que nos permiten asomarnos a su vida íntima tras convertirse en el enemigo público número 1 de los Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. 

Desde 2005 Bin Laden no tuvo que huir, vivió escondido en Abbottabad, Pakistán. En la casa no había conexión a internet ni teléfonos móviles, sólo una televisión que lo conectaba al mundo exterior. Bin Laden no vivía sólo en la casa. Dos de sus cuatro esposas estaban con él. De hecho dos de sus hijos menores nacieron aquí. En la casa había una docena de niños, hijos y también nietos de Bin Laden. El líder terrorista sabía que era afortunado, aunque viviera encerrado en esa casa cinco años y medio, rodeado de parte de su familia.


Tenía mucho tiempo libre, así que escribía memorándums de 46 páginas a sus lugartenientes, y a continuación los copiaba en una memoria USB y se la daba a un correo. Los correos entregan los mensajes de Bin Laden, la mayoría en memorias USB a intermediarios. Dirigir una organización como Al Qaeda sin Internet ni teléfonos móviles, sólo a base de correos no era fácil. No pudo participar en la planificación de ataques como los de Londres en 2005, y los líderes operativos ya no consideraban a Bin Laden una figura decisiva.

Entre la documentación encontrada (además de pornografía...) había correspondencia de Bin Laden con una de sus esposas y alguno de sus hijos, en las que mostraba su lado más humano además de su relación con otros líderes de Al-Qaeda.


Aunque Bin Laden se expresaba con libertad en estos documentos, no revelaban la impresión que producía cara a cara. El periodista británico Peter Bergen lo experimentó en primera persona: "Conocí a Bin Laden en 1997 en el este de Afganistán. Fue su primera entrevista para la televisión. Daba la impresión de ser un hombre serio, bien informado. Muy discreto. Yo no sabía que esperar. Pensaba que iba a dar puñetazos en la mesa y a gritar. Y no fue así. Estaba muy tranquilo".

En 2011 las unidades de búsqueda de la CIA ya tenían el recinto de Abbottabad bajo vigilancia aérea. Después de casi diez años de búsqueda infructuosa, finalmente consiguen una pista sólida. En la Casa Blanca el presidente Obama decide que ha llegado el momento de actuar. En la primavera de 2011 envía a un equipo de Navy SEALS a Abbottabad. Nadie sabía con certeza si encontrarían allí a Bin Laden.

El 26 de abril de 2011 un equipo de comandos de los Navy SEALS despegaba de Estados Unidos y llega a Afganistán. La noche del 1 de mayo de 2011 dos equipos de las fuerzas especiales partían hacia Abbottabad desde una base estadounidense en Jalalabad, Afganistán. A la una de la mañana los comandos entraban en el recinto. Una de las unidades mataba a los dos correos de Bin Laden y a uno de sus hijos adultos en un tiroteo pero otra unidad continuaba en busca del objetivo. Osama Bin Laden no ofreció resistencia y fue asesinado de un disparo en la cabeza.

Pocas horas después un avión en el que viajaba el cuerpo de Bin Laden aterrizaba en el portaaviones Carl Vinson, en el océano Índico. El cuerpo de Bin Laden se encontraba a bordo. Sus mujeres e hijos estaban detenidos en Abbottabad mientras en el portaaviones se preparaba el cuerpo de Bin Laden para un entierro en alta mar según el ritual islámico. Posteriormente Osama Bin Laden recibía sepultura en el mar para evitar que nadie pudiera encontrar su cuerpo. Así acababa su historia como enemigo irreconciliable de América. Sin embargo, poco se consiguió con ello, otros muchos habían tomado ya su relevo.