Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

22 de septiembre de 2018

Música para camaleones (110) Beach House - Pay no mind


Pay no mind It takes time What's that you say Down the hall I heard a song Who knows Drifting away Baby at night when I look at you Nothing in this world keeps me confused All it takes: look in your eyes Ooh, ooh ooh, aah All of me Is to tow the waste What's that you say It's going away It's painful but You do what you must Takes time to know Baby at night when I look at you Nothing in this world keeps me confused All it takes: look in your eyes Who knows if there're roses in heaven Let go of that empty feeling Not dumber just a little bit older Kiss of love couldn't be much colder Ooh, ooh, aah

15 de septiembre de 2018

Vocabulario Fundamental. Extinción (50) La caída de Lehman Brothers

El 15 de septiembre de 2008, Lehman Brothers presenta su declaración de quiebra en Nueva York. El traumático colofón a 150 años de historia. En ese momento, la compañía acumulaba un pasivo de 613.000 millones de dólares. El eco de la quiebra supera las fronteras de EE. UU. y provoca un efecto dominó en otros países. ¿Cómo pudo suceder esto? Y, sobre todo, ¿podría volver a pasar? 

El reportaje narra el ascenso y estruendosa caída de una compañía global: Lehman Brothers. La sensible bajada de los tipos de interés acordada por la Reserva Federal a principios del milenio disparó las expectativas de beneficio del holding. El "dinero barato" permitía sugerir a los estadounidenses que tenían en sus manos el sueño de comprar una casa unifamiliar. Un espejismo.

Los préstamos se otorgaban sin examinar la solvencia del cliente. En paquetes, estas hipotecas se ofrecían como "bonos seguros". Pero los precios de los inmuebles cayeron en Estados Unidos y los bonos seguros se volvieron de riesgo. Esto sacudió enormemente el mundo financiero en todo el planeta. En Singapur, en 2008, más de 500 inversionistas perdieron su capital.



Antes, se habían diseñado productos innovadores específicamente para pequeños inversores privados: los denominados mini-bonos. Se les prometió a los clientes grandes ganancias y máxima seguridad. Sin embargo, lo que realmente se ocultaba no era evidente para la mayoría. Muchos de esos bonos estaban vinculados a bancos estadounidenses como Lehman Brothers. Finalmente, Lehman tuvo que declararse en quiebra arrastrando a miles de pequeños inversores de todo el mundo.