Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

4 de junio de 2009

Sir David Attenborough, Premio Príncipe de Asturias

Hoy nos alegramos especialmente por la noticia de que la labor del científico y naturalista británico Sir David Attenborough ha sido reconocida por fin en España al ser galardonado con el Premio Príncipe de Asturias en la categoría de Ciencias Sociales, recalcándose su "gran aportación a la defensa de la vida".

Trabajando casi desde siempre para la BBC, David Attenborough ha realizado algunas de las mejores series documentales de naturaleza nunca hechas, entre las que destacan la serie Vida (no podían llamarse de otra forma) que comenzó con la trilogía Vida en la Tierra (Life on Earth, 1979), (The living planet, 1984) y El planeta vivienteLa vida a prueba (The trials of life, 1990) y siguió con otras como La vida secreta de las plantas (The private life of plants, 1995), La vida entre la maleza (Life in the undergrowth, 2005) que aún se emite en La2 o la más reciente La vida a sangre fría (Life in cold blood, 2008), monográfico sobre reptiles y anfibios.

En los archivos de "Vida y Tiempos..." conservamos en formato VHS la magnífica serie La vida a prueba, por lo que vamos a aprovechar este merecido galardón para intentar digitalizar esta maravillosa serie de documentales y subirlos a la red para que quien quiera pueda disfrutarlos, por lo que habrá que rezar al dios de las conexiones para que nos sea favorable.

Han sido muchas las veces, desde que era pequeño, en que he visto cómo este señor tan simpático asomaba su amor e infinita curiosidad por todos los animales -y plantas- aún salvajes que intentar sobrevivir y sobrevivirnos por todo el planeta. Filmándolos todo lo cerca que ellos quisieran, estableciendo con ellos una implícita relación de confianza entre dos seres vivos que se respetan y se miran con curiosidad, y él siempre sonriendo, transmitiendo su conocimiento inmenso y su fascinación por la belleza del ser que tuviera enfrente.

Hace tiempo pasé unos días en la preciosa ciudad de Oxford -qué maravilla los colleges donde estudia esta gente- paseando entre las estanterías de una inmensa librería de las que abundan en esa ciudad, lugares magníficos con sobreabundancia de cultura de todo tipo anhelante de ser descubierta y le vi hojeando libros en una sala, y no sé por qué no me acerqué a decirle nada, lo tenía que haber hecho aunque hubiera sido en un inglés lleno de balbuceos que mostrara el infructuoso intento de mi mente por encontrar alguna forma ingeniosa de agradecerle su presencia en el mundo y en mi educación emocional, de agradecerle su mirada bondadosa y su sonrisa fascinada por la vida, así que valga ahora este homenaje a Sir David. Créanme, este tipo es un crack.

Les dejamos con algunas de las cosas que piensa el nuevo premio Príncipe de Asturias y una de las escenas de su serie documental Life on Earth, con una familia de gorilas.

- La biodiversidad:

«La cuestión es si somos felices suponiendo que nuestros nietos no verán nunca un elefante excepto en los libros. Pero la única forma de salvarlo es salvando el medio en el que vive, porque hay una dependencia mutua entre él y millones de otras especies de plantas y animales. Y es en el rango de la biodiversidad en el que debemos actuar, no sólo en una o dos especies estrella».

- La naturaleza:

«Me parece que el mundo natural es la mayor y mejor fuente de emociones; la mayor y mejor fuente de belleza visual; la mayor y mejor fuente de interés intelectual. Es la mayor y mejor fuente de tantas cosas en la vida que hace que vivir merezca la pena. La gente debe sentir que el mundo natural es importante, que el mundo natural es valioso, que el mundo natural es bello y maravilloso, y que es fascinante y que es un placer».

- Extinciones masivas:

«No es sólo una cuestión de que seamos dependientes del mundo natural por la comida y el aire que respiramos, que es, por supuesto, el caso, y que la riqueza del mundo natural continúe ofreciéndonos todo tipo de asistencia. Es una cuestión moral sobre si tenemos el derecho de exterminar especies y dejar a nuestros nietos un mundo mucho más pobre que el que heredamos, simplemente por descuido y codicia».

- El cambio climático:

«Hay muchas cosas que el individuo puede hacer. Estamos envenenando la atmósfera y cuanto menos humo emitamos, mejor. Sin embargo, estamos utilizando todos nuestros combustibles fósiles. Se pueden hacer cosas a muchos niveles: utilizando menos electricidad y siendo más modestos con lo que le exigimos al medio ambiente. Es tan importante como votar al político adecuado, a quien crees que está apoyando estos ideales. Se trata de sentir aprecio por los bosques o los arroyos. Es algo que afecta a todos».

- El hombre:

«He sido muy afortunado porque mi profesión me ha llevado a todos los rincones del mundo donde he tenido la oportunidad de ver de primera mano algunos de los ejemplos más raros y más espectaculares de vida salvaje en la Tierra. Pero la suerte de las criaturas que comparten nuestro planeta depende enteramente de los seres humanos. Está en nuestras manos el protegerlos o verlos desaparecer. Elijamos la primera opción».