Este es el blog. Y esta es nuestra web, está todo más ordenadito, mejor.

5 de mayo de 2022

El Crackómetro (54) ..Y nada más!!



Tras la última heroicidad vivida en el Bernabéu sólo nos queda seguir disfrutando del recuerdo de la increíble y tozudísima trayectoria en pos de la Decimocuarta de un club vitalmente empeñado en el más difícil todavía, en hacer Historia en cada partido. El indecente chorreo de millones de PSG, Chelsea, Manchester City, el poder de Qatar, de Rusia, de EAU, derrotados por un club que sigue perteneciendo a sus socios, entre ellos un orgulloso Juez Roy Bean. Un club hecho, como aquel legendario Halcón, del material con que se forjan los sueños. Enhorabuena a todos los madridistas del mundo. Y nada más..!!
 

8 de abril de 2022

Vocabulario Fundamental. Amor (28) Ciclo de cine de animación (43) 'El limpiaparabrisas', de Alberto Mielgo


Para una nueva entrada sobre nuestro ciclo de cine de animación hoy publicamos 'The Windshield Wiper' (El limpiaparabrisas), un cortometraje del madrileño Alberto Mielgo (que dirigió también el episodio '
The Witness' para la antología 'Love, Death and Robots') que indaga en la naturaleza poliédrica del amor y el desamor y algunas de sus infinitas manifestaciones, tantas como personas enamoradas, tantas como personas abandonadas. 

Es este, por supuesto, un tema universal que ha sido interpretado en el cine de innumerables formas pero Alberto Mielgo consigue en apenas 15 minutos de deslumbrante animación y originalísima narrativa crear un tratado sobre el amor en tiempos digitales en los que la tecnología pareciera facilitar las conexiones interpersonales. Son, sin embargo, estas aparentemente inacabables opciones sentimentales a golpe de click las que pueden acabar banalizando las relaciones y naufragarlas en un océano de crónica insatisfacción.

Al comienzo de la película, en el interior de un café donde se escucha la conversación de un grupo de mujeres sobre sus cuitas sentimentales, un hombre fuma un cigarrillo tras otro mientras se hace a sí mismo una pregunta, la gran pregunta: ¿Qué es el amor? 

Seguidamente se despliega un mosaico de escenas en distintos lugares del planeta en las que distintos personajes en distintas situaciones de enamoramiento pero también de aflicción, marginación o aislamiento, ayudarán a responder a esa cuestión.

Mielgo compone pues un hermoso ensayo sobre la experiencia amorosa pero también sobre la soledad, la incomunicación, la vacuidad de las relaciones humanas y también, sobre la muerte. Es de destacar también la preciosa y delicada canción de la cantante francesa Soko 'We might be dead by tomorrow' que acompaña y dota de significado el final de la película.

En fin, una pequeña, luminosa y poética película que además (y aunque sea lo de menos) ha conseguido ganar el Oscar al Mejor Corto de Animación, momentazo que les dejamos debajo de la peli. Disfruten 'The windshield wiper', 15 minutos absolutamente Bean-recomendables.


8 de marzo de 2022

Música para camaleones (137) Michelle Gurevich - First Six Months Of Love


You must know that moment When the miserable world cracks open You finally meet someone Suddenly the chapter's written Six months with nothing other Than a duvet and a jug of water It's a chemical jackpot babe And we've got the winning number Give me the first six months of love Give me the first six months of love Before the truth comes spilling out Before you open your big mouth One of the finest things in life Gone on a serotonin ride God knows I've waited long enough Give me the first six months First six months of love Before begin the dissections Before the therapy sessions We danced the night we met Now we need dancing lessons Remember how it all began We must not let habit set in Come up the stairs, let's recommence The first six months over again Give me the first six months of love Give me the first six months of love Before the truth comes spilling out Before you open your big mouth One of the finest things in life Gone on a serotonin ride Babe if we gonna stick it out Give me the first six months First six months of love Give me the first six months of love Give me the first six months of love Before the truth comes spilling out Before you open your big mouth One of the finest things in life Gone on a serotonin ride Babe if we gonna stick it out Give me the first six months First six months of love

Vocabulario Fundamental. Mujeres (26) EE. UU.: Demasiadas mujeres en prisión

 EE. UU.: Demasiadas mujeres en prisión (ARTE - Brice Lambert, 2022)

A principios de la década de 1980, había menos de 25 000 mujeres entre rejas en EE. UU. Cuarenta años después, son más de 230 000. La cantidad de mujeres condenadas ha aumentado dos veces más rápido que la de hombres. En esta cuestion, Oklahoma está a la cabeza. El estado conservador, gobernado por los republicanos, ha encerrado a más mujeres en casi 30 años que cualquier otro Estado del mundo.

7 de marzo de 2022

Vocabulario Fundamental. Infancia (38) Infancias en guerra 13 Ucrania: salvar a los niños de la guerra



Ucrania: salvar a los niños de la guerra (ARTE, 2022)

En las escuelas de Donbás, la psicóloga Ekaterina atiende a niños y niñas traumatizados por años de conflicto. Cuando intentaba huir de la zona de guerra con un grupo de jóvenes para ponerlos a salvo, comenzó la invasión del ejército ruso en Ucrania. ARTE Regards les acompañó en este desgarrador "viaje".





24 de febrero de 2022

Vocabulario Fundamental. Revolución (12) Estupor y Temblores (80) 'Winter On Fire': la revolución ucraniana comenzó así



Se consumó el ataque, largamente anunciado, de Rusia sobre Ucrania y en Vida y Tiempos del Juez Roy Bean queremos recordar dónde nació la revolución ucraniana con 'Winter On Fire'. Este impactante documental recoge la lucha que hubo durante 93 días en la Plaza Maidan, en el centro de Kiev, entre noviembre de 2013 y febrero de 2014, donde Ucrania conquistó, con sangre y dolor, su libertad.


Winter on Fire: Ukraine’s Fight For Freedom, es un documental dirigido por Evgeny Afineevsky que tiene como temática los 93 días que duró el “Euromaidán” (21 de noviembre del 2013 hasta el 23 de febrero del 2014) y la revolución en contra del régimen del ex presidente ucraniano Víktor Yanukóvich.

El registro audiovisual disponible en Netflix muestra el estremecedor fenómeno que se originó en Kiev, donde un grupo de estudiantes comenzaron a protestar pacíficamente en contra de Yanukóvich, principalmente por no firmar el ingreso de Ucrania a la Unión Europea. Este hecho, que surgió como algo circunstancial motivó y dio origen a un movimiento social totalmente transversal incluyendo todos los sectores de la población ucraniana: médicos, profesores, obreros, ex militares, sacerdotes, niños, jóvenes, etc.

Afineevsky, nos hace parte y junto a él, podemos observar cómo un movimiento social pacífico se convirtió en una masacre brutal por parte de la policía a causa de las erradas decisiones políticas. Pese a la fuerte represión, la violencia y las amenazas, la ciudadanía tomó mayor fuerza e incluso luego de las primeras muertes de activistas siguieron exigiendo al gobierno escuchar la “voz del pueblo”.

El Fuego de la Lucha

Winter on Fire es un crudo registro, muy fiel a la realidad vivida en Ucrania, una ventana que sirve para visibilizar cómo la desigualdad de potestad entre los poderes del estado puede provocar un desastre político y social.

El documental se centra en demostrar que a partir de una manifestación pacífica el gobierno se vuelca sobre los participantes con tal violencia que resulta sobrecogedor e incluso escalofriante. Ante estos hechos la sociedad «despierta» en un movimiento importantísimo para ese país. Lucha que, por cierto, sigue sin tener fin. Esta cinta nos deja con dolor en el corazón y un nudo en la garganta por los caídos, por la respuesta violenta de las personas en el poder y la pérdida de amigos y familiares de los protagonistas que vemos en la pantalla.

Los francotiradores se ubican en los techos y disparan a los manifestantes, algunos tienen palos o piedras. Testigos aseguran que los tiradores son policías pero otros dicen que son terroristas a sueldo. Un hombre cae muerto por un disparo en la cabeza cuando intentaba auxiliar a su compañero en medio de los disturbios.

Militares retirados se unen a los ciudadanos que llevan mes y medio protestando en la plaza Maidan de Kiev en Ucrania, sitio que durante la revolución se convierte en el centro de operaciones, conspiraciones, entrenamientos, arengas y marchas. En ese lugar los civiles aprenden técnicas de combate y construyen trincheras en el invierno de final de año llenando las bolsas plásticas con nieve. No saben cuándo va a terminar todo, lo único que tienen claro es: “Estamos dispuestos a dar nuestra vida por la libertad”, según aseguran en entrevistas para televisión.

Cuando terminaron las protestas en febrero del 2014, luego de una navidad en medio del frio, se dio a conocer por varios medios de comunicación que habían muerto 126 ciudadanos en 91 días de caos sin parar, pues incluso en las noches habían enfrentamientos con la policía. El gobierno siempre ha asegurado que la cifra es mucho menor, pero ante el mundo son los únicos culpables de esos asesinatos.

El congreso mientras moría gente en la calle, aprobaba leyes para prohibir las reuniones, protestas y movilizaciones así fueran pacíficas. Incluso usar cascos o llevar bufandas se convirtió en delito de cárcel.

La Pasión de la lucha por una vida mejor

Pero Winter On Fire en todo su monumental esfuerzo técnico con más de 28 camarógrafos y muchas horas de grabación, algunas con teléfono celular, es más que un documental. Es un manifiesto de la resistencia y una prueba verdadera de que el pueblo gobierna cuando tiene la conciencia y el valor de reclamar sus derechos.

Esta obra es la inspiración del cambio doloroso pero necesario en un país polarizado y encadenado por la política, como pasa ahora con naciones del tercer mundo. La producción registra los siniestros y macabros métodos de un gobierno déspota aplicados al pueblo para seguir en el poder y muestra cómo ese pueblo se rebela porque está cansado del padecimiento, la injusticia y la corrupción que ha sufrido por años.

Al ver cada secuencia de Winter On Fire se siente el humo y el olor de las llantas incendiadas y los gases lacrimógenos en las calles de Kiev. Se puede percibir la adrenalina de los disparos pasando cerca y la inspiración del cambio que muchos esperaban para su territorio. Esta historia real es una mezcla de sentimientos que van desde la rabia, tristeza, esperanza y triunfo. Pero igual es una película con un manual que no conviene ser mostrado ni aplicado en otros países así que tenga ciudado.

Por eso si usted se atreve a buscar algo diferente en cuanto a un documental simplemente hay que ver Winter On Fire porque es inolvidable y peligrosamente inspirador.

Estupor y Temblores (79) "Soy un ocupante ruso"

“Soy un ocupante ruso, esta es mi profesión... ¡Tengan miedo!”

En un día como hoy, con las tropas de un dictador invadiendo a sangre y fuego una democracia soberana, y a la espera de un gran post que estamos preparando sobre Putin y su chunga Rusia no podemos por menos que recordar este video espeluznante (
obra del diseñador gráfico ruso Evgeny Zhurov) que fue publicado en 2015 y compartido por el entonces viceprimer ministro Dimitri Rogozin. 

La grabación, pura propaganda militarista, estaba dirigida al entonces presidente estadounidense, Barack Obama, y hacía un recorrido por una particular historia de Rusia venciendo a todos sus enemigos, señalaba las bondades de la actuación de su país en los territorios que ocupó (exponiendo el supuesto declive que experimentaron las regiones tras la marcha rusa) y justificaba su actuación en Ucrania, finalizando con un aviso: 

"No necesito su hipócrita libertad. No necesito su democracia podrida. Todo lo que ustedes llaman los valores occidentales son ajenos para mí. Tengo otros intereses. Cortésmente, les advierto por última vez. ¡No se metan conmigo! Construyo la paz, amo la paz, pero lucho mejor que cualquier otra persona en este mundo".

Nada más que decir por ahora. ¡¡Fuerza, Ucrania!!
 

14 de febrero de 2022

Vocabulario Fundamental. Animales (60) Luchando por los animales 7 Los primates de Lwiro: el amor sana todas las heridas



“La riqueza del Congo es precisamente lo que le lleva al desastre: allí donde encuentran minerales llegan los conflictos y la inseguridad para sus habitantes” (...) “Yo vine al Congo para trabajar con una de las víctimas menos visibles de este paisaje de violencia: los animales” Itsaso Vélez del Burgo

República Democrática del Congo. Uno de los países más conflictivos y violentos del mundo, con décadas de guerra entre las tropas del gobierno y decenas de milicias rebeldes, que han sostenido y sostienen su actividad armada asesinando y robando a las personas y expoliando los recursos naturales del país, sobre todo en la región de Kivu, en el este. La "maldición de los recursos" 'at its worst'. 

Pero ellos no son el único peligro que acecha a la Naturaleza congoleña, pues hay que sumar la plaga de la deforestación (la legal y la ilegal), las muy contaminantes minerías de diamantes, oro y coltán y el furtivismo galopante 
llevado a cabo tanto por milicianos como por los pobladores humanos de la zona sobre las más representativas especies de la fauna que aún allí habita. 

Estos desdichados animales son capturados o asesinados, bien para ser devorados como 'bush-meat' (en un país donde ocho de cada 10 ciudadanos viven con menos de 1,25 dólares diarios..), como ingredientes de estúpidas medicinas tradicionales o esclavizados como en el infame tráfico de animales, sobre todo de las crías, para zoológicos y colecciones privadas de humanos de alma podrida. Recordemos que este tráfico con la vida es equiparable por volumen de negocio al tráfico de drogas y armas. En fin, un panorama desolador.

Sin embargo, en pleno corazón geográfico del conflicto congoleño, en la provincia de Kivu Sur y a cuatro kilómetros del Parque Nacional Kahuzi-Biega (uno de los últimos reductos para especies como el gorila oriental de llanura, y ahora también ocupado por refugiados de guerra), se encuentra, como un faro en la oscuridad, el Centro de Rehabilitación de Primates de Lwiro (Lwiro Primate Rehabilitation Centre). 

Allí, un grupo de personas de corazón descomunal, tan anónimas como imprescindibles, tan talentosas como valientes, entre las que se encuentran dos españolas, Itsaso Vélez del Burgo y Lorena Aguirre (directora de la ONG Coopera en RDC, quien lleva 14 años en el país e inició este proyecto), que dirigen el centro para intentan recuperar a 94 chimpancés incautados por las autoridades congoleñas, además de 104 primates de otras especies. 

Pero Itsaso y Lorena no están solas, trabajan codo a codo en su impagable esfuerzo con 46 empleados congoleños (rangers, veterinarios y cuidadores) entre quienes se halla Mama Zawadi, que es la protagonista de este magnífico corto documental dirigido por Pablo de la Chica y que hoy les ofrecemos (que también puede verse en RTVE) y que además acaba de ganar el Goya 2022 en su categoría. 

Mama, que como se muestra en el film ha vivido una existencia tan trágica como la de los animales a los que cuida, encuentra en el Centro y junto a ellos el único lugar en el mundo donde el amor incondicional puede curar las heridas de la violencia sufrida y salvar a humanos y simios de su terrible pasado. Esta gente es el Bien Absoluto, si pueden ayudarles en su labor el Juez Roy Bean les estará muy agradecido.
 
 
 

RTVE Play estrena 'Mama', el corto más conmovedor que opta a los Goya 2022

La historia de una víctima de violencia sexual que se convierte en "madre" de bebés chimpancés
Ganador del premio RTVE al Mejor Corto Iberoamericano en el Festival de Cine de Almería
Mama (2020) está nominado a Mejor Cortometraje Documental en los premios Goya 2022


En el corazón de la vibrante selva del Congo, entre la fauna salvaje, la guerrilla y las minas de diamantes, se encuentra una de las últimas trincheras seguras para los primates en extinción. Un pequeño territorio protegido del Parque Nacional Kahuzi-Biega cuyos habitantes, Mama Zawadi y sus chimpancés, parecen llevar una vida que transcurre ajena a la realidad que acecha fuera: cazadores furtivos, tala de árboles y uno de los contextos más violentos y peligrosos del mundo.

Mama Zawadi y sus bebés chimpancé en Lwiro

Pablo de la Chica, el director de Mama (2020), el corto documental que aspira al Goya 2022, era consciente de que tenía casi todo en contra cuando decidió adentrarse en la profundidad de aquellas tierras, en las que, además, acababa de estallar un nuevo brote de Ébola. Pero hay historias que necesitan ser contadas, como la de Mama Zawadi di Balanza, una mujer que reconvirtió las heridas de su pasado en un amor sanador por aquella especie en extinción.

El cuerpo de las mujeres, un campo de batalla

Víctima de tres agresiones sexuales, la primera cuando tan solo era niña, Zawadi es una de miles de mujeres que cada año sufren violaciones en la República Democrática del Congo. De la Chica conoció su historia a través de Lorena Aguirre e Itsaso Vélez, las dos mujeres al frente del Centro de Rehabilitación de Primates de Lwiro (CRPL).

“Al llegar a Lwiro, Mama Zawadi nos estaba esperando para abrir su corazón y narrarnos su historia de lucha y resiliencia, en uno de los lugares más oscuros del mundo”, explica el director del corto. “Allí, entre tanta oscuridad y maldad humana, encontré en Mama Zawadi y sus bebés chimpancés una historia de lucha por buscar su lugar en el mundo, una historia real de luz y amor y, sobre todo, una historia que el mundo debe conocer”.



El amor como terapia

Al igual que muchos de los chimpancés que llegaban al santuario, hace cuatro años, Mama Zawadi llegó para superar su dolor y reconvertir sus experiencias traumáticas en superación. La conexión entre Zawadi y aquellos bebés de primate fue muy profunda. “No hay mejor terapia que el amor”, dice la psicóloga Aguirre en el documental. Mama es una conmovedora historia que viaja de la oscuridad a la luz, para revelar con delicadeza el poder curativo del amor entre los seres humanos y los animales con los que compartimos el 98,8 % de nuestro ADN.

La Republica Democrática del Congo, en la que De la Chica estuvo rodando Mamá durante 24 días, es el país más importante para frenar la extinción del chimpancé, pero el grave conflicto que vive el país desde hace décadas, junto al tráfico ilegal y la perdida de áreas verdes, hace casi imposible su conservación. La segunda guerra de RDC acabó en 2003, pero las heridas del conflicto siguen abiertas. A día de hoy, las organizaciones internacionales estiman que hay decenas de grupos rebeldes que luchan por el control, el uso y el acceso a los recursos naturales del país.
Cinco Continentes - Las secuelas de las violencias sexuales en RDC - Escuchar ahora (11min.)

“El santuario de Lwiro se sitúa en uno de los lugares más peligrosos del mundo, hay más de 100 grupos rebeldes activos, eso significa que cada noche hacen incursiones en poblaciones civiles, violan, roban, matan..”, cuenta en el corto Lorena que junto a sus compañeras está acostumbrada a lidiar con el ruido de tiroteos por la noche, procedentes de los enfrentamientos entre los grupos rebeldes y el ejército.

Frente a las cazas furtivas, la salvaje destrucción de las áreas verdes y el conflicto armado, el santuario se erige como un oasis que transita la vida con otro pulso. Los pocos ejemplares que son rescatados son entregados al centro de Lwiro. Allí llegaron hace algunos años chimpancés como Kalima, Busakara, Musa, Nishuli… decenas de bebés a los que Mama Zawadi da nombre y acoge como a sus hijos. Los acuna en su pecho, les prepara el biberón y les colma de amor. Un cariño que viaja en las dos direcciones y que consigue que, aunque permanezcan imborrables, las heridas puedan sanar. Kalima fue la primera chimpancé que cuidó Mama Zawadi


Mama (2020), disponible en RTVE Play, podría lograr el Goya al Mejor Corto Documental en los próximos premios Goya 2022, que se celebrará el 12 de febrero en Valencia. Se trata de la primera producción española que se incluye en la serie de documentales de The New Yorker y que ha ganado ya varios galardones.

Entre ellos, el de Mejor Cortometraje Documental del Festival de Cine Madrid Integra 7arte; el Premio RTVE al Mejor Cortometraje Iberoamericano en el Festival Internacional de Cine de Almería; la Mención de Honor en Bannabáfest; el Best International Documentary Short en el Galway Film Fleadh - Shorts; y el Premio del Jurado y del Público en el certamen de Cortos contra la Violencia de Género de Montaverner.

9 de febrero de 2022

China, el Imperio del Centro (17) China en el Ártico


China en el Ártico 

Después del ascenso del poder de China en África, ¿estamos a punto de ver un Ártico chino? Con el calentamiento global afectando a los polos más rápidamente que al resto del planeta, el hielo se está derritiendo a un ritmo acelerado. Durante la última década, Shanghái ha invertido más de cinco mil millones de euros para protegerse del aumento de las aguas. Pero con el derretimiento del hielo surgen nuevas oportunidades. Se abren nuevas rutas de navegación, provincias mineras y caladeros.

En enero de 2018, China describió sus ambiciones de desarrollar rutas de navegación abiertas por el calentamiento global. El proyecto, que ampliaría la Iniciativa de la Franja y la Ruta del presidente Xi Jinping hasta el Ártico, ha sido denominado "la Ruta de la Seda Polar". Es una política que China ha estado desarrollando silenciosamente durante varias décadas. A pesar de ser un estado no ártico, China es cada vez más activa en la región polar. Ha invertido en yacimientos de gas en la Rusia ártica, ha desarrollado un puesto avanzado de investigación en Svalbard, ha hecho nuevos aliados en la Laponia noruega y ha creado el primer rompehielos construido en el país, el Xuelong.

China también se convirtió en miembro observador del Consejo Ártico en 2013 y ahora se refiere a sí mismo como un “Estado cercano al Ártico”. Pero los desafíos de seguridad tradicionales permanecen. Existen preocupaciones sobre sus objetivos estratégicos a largo plazo, incluido el posible despliegue militar. ¿Qué quiere China en el Ártico? ¿Y cómo ven las potencias árticas tradicionales las acciones de China?

30 de enero de 2022

Campanadas de la Historia (78) Los resistentes de Mauthausen: las fotografías del campo de concentración


Los resistentes de Mauthausen. Las fotografías del campo de concentración (ARTE - Barbara Necek, 2021)

En un acto de resistencia desconocido, un grupo de republicanos españoles deportados a Mauthausen (Austria) salvó de la destrucción miles de fotografías tomadas por las SS, con el objetivo de revelar al mundo el horror del sistema del campo de concentración nazi.

El 28 de enero de 1946, un español de 25 años, Francisco Boix, testificó frente al Tribunal Militar Internacional de Núremberg, ante el que comparecían veinticuatro dignatarios nazis acusados​​ de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. Para sustentar el relato de su detención en el campo de concentración de Mauthausen, uno de los más duros del Tercer Reich, el joven aportó pruebas visuales: fotos tomadas por las SS, que documentan la construcción del campo tras el Anschluss, en 1938; las visitas oficiales de los líderes nazis (incluido Albert Speer, ministro de Armamentos, que afirmó no haber estado nunca en un campo), y las "muertes no naturales", asesinatos disfrazados de suicidios o intentos de fuga reprimidos. Pero ¿cómo llegaron estas imágenes a Núremberg? 

Deportado a Mauthausen en enero de 1941, Francisco Boix escapó del infierno gracias a sus dotes de fotógrafo: se le asignó la labor de revelar y clasificar las fotografías de las SS. Consciente de guardar allí, fijadas en una película, la prueba de las atrocidades cometidas y la identidad de los verdugos, Boix convenció al grupo de resistentes comunistas españoles en el interior del campo de que robaran los negativos.

Con análisis de historiadores, entrevistas con exdeportados e imágenes de archivo (incluyendo un gran número de instantáneas "robadas", conservadas en Barcelona, ​​Viena y París), este documental narra la historia del campo de Mauthausen, de la resistencia española en sus entrañas (forjada en la guerra civil española) y de la increíble operación de rescate que esta armó.

25 de enero de 2022

Música para camaleones (136) Nacho Vegas - El don de la ternura

Camine cinco lunas más me creí morir cualquier ser se puede arrastrar seguí como un reptil no se como llegue al lugar donde nadie podría encontrarme me creí a salvo hasta que al fin tuve que preguntarme ¿y si nadie me encuentra jamas sentiré soledad? el rumor de su locura desde mi oculto rincón sin mostrar que es la ternura nuestro don nuestro don. No era el único por allí que se hallaba bien escondido comenzamos por las noches a salir y al fin lo hicimos al sol así fue como te encontré pequeño cuerpo precioso y viejo ahora es nunca dijiste y yo te replique nunca esta tan tan lejos con vida nunca me atraparan y me obligaste a jurar vi brotar tu sangre oscura y una duda me asoló ¿en verdad es la ternura nuestro don? ¿lo es o no? En la lucha como en el amor se vive la pasión y te crees inmortal y es brutal el dolor pero el cuerpo se seca y te toca lidiar con la sangre y el don es la sangre o el don es la sangre y el don No hay victoria que sea final ni derrota total llegará con mano dura y perderán la ocasión de entender que es la ternura nuestro don nuestro don es el don nuestro don

22 de enero de 2022

Ciclo de cine clásico USA (30) 'The last picture show', de Peter Bogdanovich



Hoy revitalizamos nuestro ciclo de cine clásico USA con 'The last picture show' ('La última película' en España), la gran obra maestra del director Peter Bogdanovich, quien este pasado 6 de enero moría en su casa de Los Angeles, a los 82 años de edad. Además de realizador Bogdanovich fue un destacado crítico cinéfilo, sobre todo del cine clásico ya que convivió con Orson Welles y escribió algunos estudios cinefílicos de referencia sobre grandes directores como el propio Welles, Howard Hawks, John Ford, Alfred Hitchcock y Fritz Lang, entre otros. 

Sin embargo, como cineasta, quizás alcanzó el éxito demasiado pronto, dirigiendo sus mejores películas al comienzo de su carrera, como 'The last picture show' (1971) y 'Luna de papel' (1973) y luego cayendo en una cierta mediocridad

Esta película que hoy publicamos tuvo ocho nominaciones a los Oscar y es una adaptación de la novela homónima y semiautobiográfica de Larry McMurtry y publicada en 1966 y sus protagonistas son interpretados por unos jovencísimos Jeff Bridges, Timothy Bottoms y Cybil Sheperd (quien mantuvo un romance con el propio Bogdanovich) y unos Ben Johnson, Ellen Burstyn y Cloris Leachman en espléndida madurez para componer un elenco actoral sobresaliente.

El filme es un desencantado estudio de una serie de personajes que vagan por un perdido y mortecino pueblo de la América rural, son 
espectadores de sus propias vidas en una localidad encerrada en sí misma en la que no hay mucho que hacer. Seres insatisfechos que vagan en un mundo que se acaba, un mundo compuesto por un viejo cine, un salón de billar, un café abierto toda la noche y algunas fiestas. Seres desesperados que buscan en el sexo el sentido a sus vidas solitarias, que pierden todo -la inocencia, la juventud, la rebeldía- en el transcurso de un año. 

Pero también se insinúan otros temas a lo largo de la película, como el ocaso de las salas de cine con la llegada de la televisión, la superación de la muerte, o la crisis de ideales e innovación en una desencantada alegoría de la propia sociedad estadounidense de los cincuenta. 

Es esta una película en la que la melancolía se posa en cada plano como el polvo que un chico de pocas palabras barre para apenas un momento después volverse a posar lánguidamente, arrastrado por un viento que parece no detenerse nunca. En fin, disfrútenla, es cine del que ya no se hace, el mejor cine para ver en el blog-vida del Juez Roy Bean.