Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

16 de diciembre de 2008

Paradojas, sarcasmos e ironías de la vida (1) Muerte y vida en Vietnam




El título de este post, aparte de homenajear en la distancia el evocador nombre de una calle segoviana (Muerte y Vida) por otra parte sin mucha lírica, quiere reflejar los contrastes de cómo prospera la vida en la guerra y en la paz y cómo ésta, siempre que la dejamos, se abre paso a empujones. Así, en las junglas del sudeste asiático, una zona intensamente bombardeada y deforestada durante la guerra de Vietnam (vean este espeluznante video para hacerse una idea),




la organización WWF/Adena (de la que el Juez Roy Bean es orgulloso socio desde hace muchos años) en su informe "Primer Contacto en el Gran Mekong", desvela que científicos internacionales han descubierto en la zona la increíble cantidad de más de más de mil nuevas especies animales en los últimos diez años, sobre todo reptiles, anfibios e insectos. Como dato curioso, decir que en las selvas de Vietnam sitúan algunos naturalistas como Luis Miguel Domínguez al uoi u hombre de la selva, que vendría ser como un yeti vietnamita y del que hay sospechas de existir realmente.

Tal como señala el biólogo Mark Wright, sin duda uno de los hallazgos más impresionantes, es este marciano ciempiés rosado, Desmoxytes purpurosea, que mide unos tres centímetros de largo y que produce, al loro con el bichejo, cianuro para defenderse de sus predadores. Mark Wright comenta al respecto:
"El ciempiés es capaz de producir cianuro para disuadir a sus atacantes. Cuando está frente a un depredador libera la sustancia que produce en glándulas, pero todavía tenemos mucho que estudiar de esta criatura para descubrir cómo logra producirla sin envenenarse".
Los hallazgos fueron llevados a cabo en la región en gran parte inexplorada de las selvas y pantanos del Mekong que atraviesa Camboya, Tailandia, Laos, Vietnam, Birmania y China. También se han identificado otras especies como esta linda víbora Grumprechts de mirada malvada y belleza absoluta que por estas razones acaba de entrar a concursar en los Premios Alfajor Glaseado a la Excelencia en el Desempeño.

Sin embargo, por mucho que la vida lo intente, nada puede ante el poder destructor del hombre y así, en octubre conocimos que una de cada cuatro especies de mamíferos están en peligro de extinción como denuncia la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Nada menos que de las cerca de 5500 especies de mamíferos, 1141 están amenazadas y 188 de forma muy crítica, entre ellas el lince ibérico, principalmente por la desaparición de su habitat y la caza y pesca directas.

En fin, un panorama desolador aunque nos quedaremos con la esperanza que nos ha dado la primera noticia. Bien por esos animalejos maravillosos, espero no os tengáis que arrepentir de que os hayamos encontrado.