Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

7 de octubre de 2010

Ciclo de cine europeo (4) 'La doble vida de Verónica', de Krzysztof Kieslowski


Para nuestra cuarta entrada sobre el cine hecho en nuestro continente, ofrecemos una película de uno de nuestros directores preferidos aquí en Redacción de Vida y Tiempos, el director polaco Krzysztof Kieslowski, fallecido en 1996 a la edad de 55 años. Nacido en plena segunda guerra mundial, con 16 años se inscribe en la Escuela de Cine y Teatro de Łódź, comenzando a filmar documentales y cortometrajes sobre la vida de los trabajadores y soldados de su Polonia natal aunque ya con querencia a escarbar dentro del alma de sus personajes.

A mediados de los ochenta comienza una serie de 10 episodios para la TV llamada "Decálogo", consistente en diez mediometrajes que revisitan en clave actual los Diez Mandamientos adaptados a la vida de la gris Polonia de la época, entre los que sobresalen "No matarás" y "No amarás" (con cuyas imágenes fabricamos una de nuestras Adherencias) que posteriormente fueron reeditados como largometrajes.

Años más tarde, entre 1993 y 1994 realizó una de las cumbres del cine europeo moderno, la trilogía Azul, Blanco y Rojo (que intentaremos publicar en este blog en los próximos meses), tres filmes inspirados en los colores de la bandera de la que sería su patria adoptiva, Francia y sus principios fundacionales, Libertad, Igualdad y Fraternidad. Estos fueron reinterpretados por Kieslowski sumergiéndose en las sombras de la vida europea contemporánea para indagar una vez más en la condición humana a través de unos personajes desesperanzados que luchan por sobrevivir a sus desastres íntimos.


En su cine, Kieslowski bucea en los complejos mecanismos del comportamiento y las relaciones humanas que acompañan el dolor, la pérdida, el instinto de supervivencia, la libertad individual, el amor y el desamor, la conciencia moral, Dios y sus ausencias, el Azar y sus presencias, la soledad y la incomunicación, presentes más que nunca en nuestras sociedades. A destacar también las magníficas composiciones de quien puso música a casi toda su filmografía, el compositor polaco Zbigniew Preisner.

Les dejamos pues con el primer encuentro entre Polonia y Francia de la mano de Kieslowski, La doble vida de Verónica
(La double vie de Véronique, 1991), de Preisner y de, por supuesto, Irene Jacob, casi nada. Disfruten de esta pequeña joya del cine europeo, de la mirada elegante y melancólica de Kieslowski, de su cine intimista, lleno de matices y de metáforas, de color y de silencios.




VER LA PELÍCULA ON LINE EN VK

P.D. Si quieren un análisis crítico más en profundidad de esta película les recomendamos
La doble vida de Verónica. En el laberinto de los espejos del blog Shangri-La.