Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

23 de marzo de 2010

Ciclo de cine clásico USA (1) 'Freaks', de Tod Browning


El amor a la belleza es un sentimiento que se remonta a los inicios de la civilización. La repulsa hacia lo anormal, hacia los deformados y mutilados, procede de nuestros antepasados. Pero la mayoría de monstruos piensan y se emocionan normalmente. Viven una existencia poco natural, por lo que tienen entre ellos un código de ética para protegerse de la gente normal. Se aferran rígidamente a esas reglas. Herir a uno es herirlos a todos; la alegría de uno es la alegría de todos. Ahora la ciencia puede eliminar estos errores de la naturaleza. Avergonzados por las injusticias cometidas contra estas personas, sin poder alguno para controlar su destino, ofrecemos una sobrecogedora historia sobre la anormalidad y los no deseados.” (Tod Browning, sobre “Freaks”)

Comenzamos un nuevo ciclo de cine, esta vez para homenajear el gran cine clásico norteamericano que durante décadas ha creado grandes obras maestras del séptimo arte que forman gran parte del ideario cinéfilo del Juez Roy Bean desde que se recuerda. En nuestro ciclo incluiremos grandes producciones de Hollywood pero también cine independiente pues parece claro que ya son clásicos desde 'Doctor Zhivago', 'Río Bravo', 'Grupo salvaje' o 'Ciudadano Kane' a 'Reservoir dogs', 'Malas tierras' o 'Taxi driver'. Y lo hacemos con 'Freaks', de Tod Browning, aprovechando que en febrero se cumplieron 80 años de su estreno en 1932. 

Una película que entonces fue un completo desastre de taquilla, que horrorizó al público de la época e incluso a los propios directivos de la Metro, que la retiraron de las salas. Esta película estuvo prohibida en Gran Bretaña más de 30 años y tuvo que esperar hasta 1962 para ser re-presentada en el Festival de Venecia, donde fue recibida con entusiasmo. A partir de entonces la anteriormente película maldita se fue transformando en una película de culto y referencia dentro del género de "terror".

Su creador, Tod Browning, artífice de la mayoría de los filmes terroríficos de Lon Chaney en el cine mudo, selló aquí su obra maestra que, sin embargo, acabó prácticamente con su carrera. La audiencia de la época estaba acostumbrada a ver los freaks de feria en escaparates como si se tratase de animales exóticos, no los consideraban completamente humanos y su tratamiento en el film mostrando comportamientos y emociones como el deseo, el sexo y la venganza como el resto de las personas, perturbó al público que iba a verla.

En un circo lleno de seres deformes, tullidos y personas con diversas amputaciones, Hans, uno de los enanos y prometido con una compañera de misma talla, hereda una fortuna. A partir de ese momento, Cleopatra, una bella trapecista, intentará seducirlo para hacerse con su dinero. Para lograr su objetivo, traza un plan contando con la complicidad de Hércules, el forzudo del circo. Sin embargo, su plan es descubierto por los fenómenos... En fin, no les contamos más. Si quieren pueden encontrar un estupendo análisis de esta película en la web Encadenados. Les dejamos con Freaks y sus seres anómalos, cantando eso tan lindo de "uno de nosotros, uno de nosotros"...