Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

16 de enero de 2016

In Memoriam, David Bowie


Millones de fans lo vieron en su lecho de muerte. Pálido, con una venda tapándole los ojos, retorciéndose en la cama de un hospital, tirando de las sábanas con sus manos venosas para cubrirse. “Mirad aquí arriba”, les dijo. “Estoy en el cielo. Tengo cicatrices que no pueden ser vistas”. Caminando hacia atrás, tembloroso, se metió en un oscuro armario. Y cerró la puerta desde dentro. Bowie tituló su canción Lazarus, como el personaje bíblico que regresa de entre los muertos. Hoy resulta difícil no ver el video como un adiós. Pero hace solo siete días nadie lo supo comprender. La abstracción en las letras es marca de la casa. Y Blackstar, el disco publicado el día 8, en su 69 cumpleaños, dos días antes de su muerte, no es una excepción. Pero hoy, sabiendo que es obra de un enfermo terminal, el trabajo entero adquiere un carácter elegíaco. Un artista escribiendo su epitafio. Una despedida cuidadosamente orquestada. contó a muy pocas personas que sufría el cáncer que acabó con su vida. Pero al mismo tiempo, en una jugada maestra, se lo estaba contando a todo el mundo a través de su arte. ¿Fue capaz de coreografiar su propio final? ¿Convirtió su muerte en su actuación definitiva?
El País - Pablo Guimón 16.01.2016

Se nos fue el pasado lunes, en paz y rodeado de sus familiares, el gran David Bowie, un polifacético genio artístico, a pesar de que musicalmente siempre nos pareció algo overrated, salvo algunas grandes e inmortales canciones. Una de ellas, 'Changes' ejemplifica mejor que nunca su personalidad cambiante, sus evoluciones de estilo, las constantes mutaciones de look y alter egos, de concepciones artísticas a lo largo de su dilatada carrera artística y su intensa existencia vital. Algunas de ellas me interesaron más y otras menos pero no por ello dejamos de reconocer en él su genio creador y su gran influencia en la música y las vanguardias de las últimas cinco décadas. 




Parece que en el año y medio desde que le diagnosticaron el cancer que acabaría con su vida, su actividad creativa se volvió frenética (y extenuante), hasta completar sus dos últimos albumes musicales (The Next Day' y 'Blackstar') y el musical 'Lazarus', éste dos días antes de morir. Pero de él queda mucho más, queda todo su legado musical, cinematográfico y personal durante la mayor parte de su vida. A ese legado le dedican los chicos de 'Días de Cine' un especial de su 'Habitación verde'. Con ellos y con el video (claramente inspirado en Olivier de Sagazan) de su canción 'Lazarus' les dejamos. Tuvo un buen vivir y un buen morir, descansa en paz David Bowie y que donde vayas pongan buena música. 

 
David Bowie - Lazarus

{Intro}

[Verse 1] Look up here, I'm in heaven I've got scars that can't be seen I've got drama, can't be stolen Everybody knows me now

[Verse 2] Look up here, man, I'm in danger I've got nothing left to lose I'm so high, it makes my brain whirl Dropped my cell phone down below Ain't that just like me?

[Bridge] By the time I got to New York I was living like a king Then I used up all my money I was looking for your ass

[Verse 3] This way or no way You know I'll be free Just like that bluebird Now, ain't that just like me? Oh, I'll be free Just like that bluebird Oh, I'll be free Ain't that just like me?

{Outro}