Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

26 de enero de 2012

Así sí







Casi da igual la eliminación, casi no importa haber estado a muy poco de culminar la proeza de darle la vuelta a la eliminatoria. En el partido de ayer el Madrid consiguió algo mucho más importante, algo que necesitaba como el comer, demostró que sus jugadores tienen suficiente fútbol y coraje para jugarle al todopoderoso Barça a la cara y de poder vencerle con sus propias armas. Pero esto sólo será así si también Mourinho se convence de ello y persevera en la apuesta por el fútbol de ataque y se deja de acomplejadas extravagancias tácticas.


Ayer el Madrid se rearmó moralmente para próximos duelos de más enjundia que a ambos archirrivales les esperan en Liga y Champions League. Eso sí, Mourinho volvió a demostrar en el post-partido, tan macarra y prepotente como siempre, que no es entrenador para el Madrid. Por eso desde aquí deseamos que el técnico portugués acabe lo mejor posible esta temporada con el equipo blanco y se vaya a a entrenar a Inglaterra, Italia o simplemente marche a su puta casa y nos deje en paz.