Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

19 de enero de 2012

Mou y Pepe bajo la lluvia

Sobre lo de ayer noche en el Bernabéu suponemos ya está todo dicho y tampoco es cuestión de repetirse. Que la vida sigue igual, que aquest any tampoco y que así será hasta que el Real Madrid decida tener un centro del campo digno y supere su trastorno obsesivo-compulsivo con el Barça, lo que no ocurrirá mientras Mou siga en el banquillo.

Jose Mourinho ha logrado inocular su acomplejamiento hasta el hueso del equipo madridista, consiguiendo en cada partido contra el Barça un nuevo tono en su amplia gama de impotencias y patetismos, sacando la peor versión de sus jugadores, convirtiendo un grupo con algunos de los mejores futbolistas del mundo en un equipo menor, macarra e indigno de su escudo ante el máximo rival y sobre todo ante una afición a la que desprecia si no apoya sus broncas y jaimitadas tácticas varias.

Al menos esperamos que hasta el madridista más cabestro y recalcitrante de los de ohMoutudedonosseñalaelcamino se vaya dando cuenta de hasta donde puede llevar el secuestro del club a manos de los modos y maneras del portugués y su enloquecido brazo ejecutor en el equipo, el amigo Pepe, del que nos habla Ambrosius, con otro de sus grandes posts, porque a nosotros entre este nuevo desastre y el cierre de Megaupload ya no nos quedan ganas de más.

Pepe bajo la lluvia

Odio eterno al fútbol moderno / 19 enero, 2012 por Ambrosius

Pepe pugna por un balón con Busquets (Foto: GTRESONLINE).

Ayer, después del partido, decidí llamar a Pepe por teléfono.

-Oye, Képler Laveran Lima Ferreira (que es como yo le llamo en la intimidad), ¿qué haces?

-Escuchando la rapsodia húngara de Listz N.2. Me relaja y me excita a la vez, es como tomarse un redbull con orfidal.

-¿Qué os ha dicho Mourinho después del partido?

-Ha descorchado una botella de champán y ha empezado a dar saltos de alegría con ojos de loco. No paraba de gritar: “¿Y ahora qué, Diego Torres? ¿Y ahora qué vas a escribir?”.

-Y a ti, ¿te ha dicho algo?

-Imagínate. Que soy un inútil, que no valgo para nada, que en nueve partidos contra el Barça, o los que llevemos, aún no he sido capaz de lesionar a Messi. Me dijo: “Pepe, menos manicuras y más rodilla”.

-Un poco bestia lo de la mano, ¿no?

-¿Qué quieres?, ¿qué le haga faltas cuando está corriendo? ¿Tú sabes lo difícil que es darle una buena patada a ese enano de mierda cuando agarra la pelota?

-Si, tienes razón. ¿Y no habéis probado con un francotirador?

-Bueno, trajimos a un soldado serbio de esos del cerco de Sarajevo, pero está melancólico y nunca se decide a disparar.

-¿Y eso?

-Psss, se juntó con el Granero, que está muy raro. Le pasó uno libros de Onetti y ahora el francotirador se pasa el día tumbado en su ático de la Castellana, fumando una marca extrañísima de tabaco serbio mentolado.

-Ya, y ¿qué tal el chico nuevo ese, el antílope?.

-¿El de las patillas?. Ni idea, no le había visto nunca. Será un chico de la cantera. Yo que sé. Rayadas que le dan a José. Como sacar a Granero en mitad de un tuit. Tiene un huevo de followers, es un intelectual.

-¿Tú tienes twitter?

-Lo intenté, pero cuando sale el pájaro de mierda diciéndome que la frase es muy larga y que tengo que ser ingenioso me da un ataque de rabia y tengo que irme a la Casa de Campo a disparar cotorras.

Piqué provoca a Pepe en su lecho de dolor (Foto: GTRESONLINE).

-¿Qué vais a hacer el próximo partido para remontar?

-Bueno, José está trabajando en una nueva táctica secreta.

-¿El trivote mixto?

-No, él lo llama El Puzzle cósmico.

-Sugerente.

-Consiste en confundir al Barça. Yo juego de 9 y Ronaldo de central, y la portería vacía. La idea es aprovechar el desconcierto del Barça para hacerles un gol.

-¿Y luego?

-…¿luego?

-Sí, luego del gol, ¿qué? Porque con un 1-o no os clasificáis.

-Ah, pero es que la Copa es un torneo menor, ¿sabes?

-Ya, pero después del primer gol y que al Barça se le pase la confusión, ¿que haréis?

-Lo de siempre, me imagino, correr derás del balón, perseguir sombras, alguna patada, un codazo, como de costumbre. Le acabas cogiendo en tranquillo y además es muy tonificante. Yo cuando juego contra el Barça duermo luego del tirón, superelajado. Y luego está el francotirador serbio, claro, que algún día se le pasará el nihilismo. ¿Tú sabes lo que es “nihilista”?

-Claro.

-A mí me lo enseñó el psicólogo el otro día. Por cierto, menudo chapas el psicológo. Como me vuelva a sacar lo de mi madre, le reviento la cabeza de una patada. Como a Casquero, pero con puntería. Bueno, volviendo al tema, resulta que nihilista es algo así como un pasota, pero culto.

-Y tú, Laveral Lima, ¿tú eres nihilista?

-Creo que no, yo me tomo las cosas muy en serio. Un nihilista es el que pasa al lado de Messi y no le pisa la mano. Me lo dijo Guti, que es un bohemio. Oye, te tengo que dejar. Han venido unos amigos albanokosovares a ver ‘Cantando bajo la lluvia’. Los miércoles hago cineforum en casa. ¿Sabes cuál es mi sueño recurrente?

-¿Cuál?

-Estar yo solo, vestido de traje, imitando a Gene Kelly en el Bernabeú vacio de noche. Yo con traje, corbata, sombrero, paraguas, saltando encima de charcos. Pero al final siempere aparece Messi, en el papel de policía, jodiéndome el sueño.

-¿Le has contado al psicólogo el sueño?

-Sí.

-¿Y qué dice?

-Que deje el paraguas en casa.