Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

1 de febrero de 2012

Campanadas de la Historia (14) Sanz-Briz, el Ángel de Budapest

Budapest, 1944, un año antes del final de la Segunda Guerra Mundial. En el mes de abril, Adolf Eichmann se instala en la ciudad y comienza la deportación de judíos húngaros a Auschwitz. Solo en 56 días, 437.000 judíos son enviados a los campos de exterminio.

Ángel Sanz-Briz (Zaragoza 1910-Roma 1980) ejercía entonces como encargado de negocios de la legación española en Budapest. Ante la persecución contra los judíos húngaros, Sanz Briz utilizó todos los recursos que tuvo a su alcance en calidad de representante del Estado español para salvar cuántas vidas fuera posible.

Para ello, el diplomático aragonés emitió miles de cartas de protección y pasaportes que garantizaban inmunidad a sus portadores, burlando en muchos casos a las autoridades alemanas y a sus colaboradores húngaros, poniendo en juego su carrera diplomática ante la España de Franco.

Hasta diciembre de 1944, cuando el gobierno español le ordenó abandonar Budapest, Ángel Sanz-Briz logró proteger a cerca de 5.000 judíos. Desde entonces, se le conoce como "El ángel de Budapest". o "El Schindler español". En 1966, Ángel Sanz-Briz fue reconocido por el Museo del Holocausto Yad Vashem de Israel como Justo entre las Naciones.

El documental "Sanz-Briz, el Ángel de Budapest" nos permite profundizar en su figura y en su poco conocida historia. Recoge el testimonio de varios judíos protegidos que salvaron la vida gracias a Sanz Briz, así como la aportación de historiadores y familiares del diplomático y documentos e imágenes inéditas procedentes del Archivo Histórico del Ministerio de Asuntos Exteriores español y de diversos fondos documentales de Hungría.