Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

13 de febrero de 2012

Un mundo mejor es posible (19) Esta web mata fascistas




Lo vimos pegado sobre la guitarra del gran Micah P. Hinson en aquel magnífico concierto en el Teatro Lara, pero antes de él ya la habíamos divisado en algunas imágenes del joven Bob Dylan luciendo en sus guitarras el cartelito pegado con celo con la misma evocadora y rotunda frase, This machine kills fascists (esta máquina mata fascistas), advirtiendo del poder fachicida de la música y la belleza, popularizándola e inspirando a muchos otros artistas que la invocaron en las décadas siguientes. A pesar de ello el origen de la frase tampoco está en Dylan, el primero que la puso en su guitarra fue su admirado Woody Guthrie, músico folk de los cincuenta, muy conocido por su identificación con la gente común, los pobres y los oprimidos, así como por su odio al fascismo y la explotación, tras verla en viejas fotografías de la Guerra Civil española pintada en el fuselaje de algunos aviones republicanos.

Por todo ello, cuando, en octubre del año pasado iniciamos la nueva etapa de nuestra web decidimos invocar nosotros también estas cuatro palabras acuñadas en nuestro país hace más de 70 años como claim de esa nueva etapa. Porque el fascismo, en sus múltiples formas (y algunas viven -y gobiernan- entre nosotros) es dogmático y monolítico, no tiene dudas, va a votar en masa, disciplinadamente, pues tiene muy claro sus objetivos y los enemigos a eliminar que se interponen ante ellos, el fascismo es profundamente reaccionario y mayormente iletrado y lo peor es que en su ignorancia fundamenta su arrogancia y su ansia de poder. Y como en esta web pensamos que la oscuridad y las mentiras del fascismo y sus aledaños se combaten con la luz de la razón y el conocimiento, de la misma forma que Guthrie, Dylan y Micah usan o usaron sus guitarras y su música como máquinas de fulminar facciosos y otros fundamentalistas, nosotros intentaremos lo mismo haciendo lo que mejor sabemos hacer, leer, leer mucho, visionar documentales y películas, escuchar música, procesar información de todo tipo y procedencia para APRENDER, para conocer más de los temas que nos interesan, impregnarnos con ellos para poder entenderlos e intentar plasmar todo ello en publicaciones con coherencia y que aporten algo nuevo al conocimiento del mundo en que vivimos. Así que ya está bien de palabras, al lío, que hay mucho trabajo que hacer.