Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

1 de octubre de 2011

Vocabulario Fundamental. Mujeres (2) Tres miradas sobre la mujer

Esa mujer es una casa secreta. En sus rincones, guarda voces y esconde fantasmas. En las noches de invierno, humea. Quien en ella entra, dicen, nunca más sale. Yo atravieso el hondo foso que la rodea. En esa casa seré habitado. En ella me espera el vino que me beberá. Muy suavemente golpeo la puerta, y espero.
Ventana sobre una mujer. Eduardo Galeano
El amor crea en la mujer, una mujer nueva; la de la víspera ya no existe al día siguiente.
Honoré de Balzac
 
El 1 de octubre de 1931, hace 80 años, Clara Campoamor daba un discurso en las Cortes que desembocaba en la consecución del voto para las mujeres y la primera ley del divorcio, logros ambos conseguidos por el empuje y la determinación de la política madrileña. Esta fecha constituyó un hito para la consecución y reconocimiento de los derechos fundamentales de la mujer en nuestro país. Para conmemorarlo les ofrecemos nuestra primera entrada dedicada a la mujer.

La madre, la hermana, la amiga, la compañera, la amante, ellas nos dan la vida, nos cuidan, nos aman, nos sujetan cuando nos hundimos, sostienen sobre sus anchas espaldas todo el trabajo, dolor y sufrimiento que a nosotros nos desborda.

Comenzamos con un artículo y una entrevista en Redes a la doctora
Louann Brizendine nos demuestran cómo la química cerebral de la mujer configura el mundo de forma distinta a la del hombre. A continuación el documental italiano "Il corpo delle donne" nos muestra la utilización sexista del cuerpo y la imagen de la mujer por el machismo recalcitrante en la televisión italiana en particular, en nuestras sociedades en general. Cerrará este primer post dedicado al fascinante género femenino otro gran admirador del mismo, el maestro Bob Dylan y su "Just like a woman". La mujer, su cerebro, su sexualidad y otras parcelas de su alma, en fin, ustedes mismas.


Primera mirada - El cerebro femenino

El cerebro femenino

M.Pérez, J.J. Borrás y X. Zubieta El Mundo

7 de mayo de 2007.- La relación de las mujeres y las hormonas ha sido causa de discusiones entre hombres y mujeres. Así como blanco de muchas bromas sexistas. Curiosamente, la doctora Louann Brizendine ha convertido ese tema en su especialidad médica. Inicialmente lo hizo como estudiante de medicina en la Universidad de Yale, luego como miembro de la facultad de la Escuela Médica de Harvard, y más adelante como directora de la Cínica de la Hormona en San Francisco.


La doctora Brizendine se ha ocupado de desarrollar lo que ella describe como una rama de la psiquiatría femenina, centrándose en la compleja interrelación que existe entre la salud mental de la mujer, las conexiones en el cerebro y su química.

Recientemente se publicaba su primer libro, "El cerebro femenino", que ella calificaba como una especie de manual femenino. Para escribirlo, la doctora mezcla su amplia experiencia clínica con miles de estudios de investigación que han conducido otros neurocientíficos en los últimos diez años. Ella es consciente de que sus propuestas no son políticamente correctas. Sin embargo, afirma: "Creo que las mujeres percibimos el mundo de una forma completamente distinta de como lo hacen los hombres. Si las mujeres hacen caso de esas diferencias, entonces son capaces de tomar mejores decisiones acerca de sus vidas".

Sus conclusiones tienen mucho sentido común para algunos y para otros se acercan a la herejía. No sólo discute las razones biológicas por las que las chicas tienden a jugar con muñecas y no con coches, sino que además describe cuáles son los imperativos hormonales cuando una adolescente se obsesiona con mandar mensajes por el teléfono móvil o ir de compras.

La doctora Brizendine describe las razones neurológicas del porqué las mujeres piensan menos en el sexo que los hombres y cómo −en su deseo de producir bebés genéticamente superiores− pueden tener más relaciones extramaritales de lo que sus esposos imaginarían.

Además, explica cómo los cambios químicos del cerebro pueden ocasionar que una mujer que ha pasado la menopausia decida llamar a su abogado para gestionar un divorcio en lugar de a un terapeuta de parejas. Las mujeres tienen 11% más de neuronas en la zona del cerebro dedicada a las emociones y a la memoria. Debido a que ellas cuentan con neuronas espejo son mejores al observar las emociones de otros −comenta la doctora−.

Las mujeres de hoy, a diferencia de las de mañana, y sus psiquiatras no asumirán que las diferencias cerebrales implican inferioridad. Los doctores ayudarán a las mujeres a gestionar las sutiles presiones y molestias emocionales en sus vidas. Y lo que las hace únicas −Louann Brizendine insiste− les ayudará a valorarse más. Ésa es una visión de futuro a la que pocas mujeres se opondrán.


Segunda mirada - El cuerpo de las mujeres

El cuerpo de las mujeres es el título de nuestro documental de 25 minutos sobre el uso del cuerpo de la mujer en la televisión. Empezamos de una urgencia. La constatación que las mujeres, las mujeres reales, están desapareciendo de la televisión y que son reemplazadas por una representación grotesca, vulgar y humillante. La pérdida nos parece enorme: la cancelación de la identidad de las mujeres ocurre bajo la mirada de todos, pero sin que haya una reacción adecuada, ni por parte de las mujeres mismas. A partir de aquí, se abrió camino la idea de seleccionar las imágenes televisivas que tuvieran en común la utilización manipuladora del cuerpo de las mujeres para contar lo que está pasando no sólo a quien nunca mira la televisión, sino a quien la mira, pero "no ve". El objetivo es interrogarse y preguntar sobre las razones de esta cancelación, un verdadero "pogromo" del cual somos todos espectadores silenciosos. Luego, el trabajo puso de relieve la cancelación de los rostros adultos en la televisión, el uso de la cirugía estética para cancelar cada huella del paso del tiempo y las consecuencias sociales de esta remoción.

Traduccion de Chiara Bagnoli




Tercera mirada - Como una mujer




Para cerrar esta primera entrada homenaje a la mujer como ser y concepto nadie mejor que Bob Dylan cuando en 1966 publicó una de las grandes canciones de la Historia, Just like a woman, cuyo estribillo la define en cuatro pinceladas magistrales.

Ella aguanta como una mujer, sí lo hace. Hace el amor como una mujer, sí lo hace. Y sufre como una mujer. Pero se quiebra como una niña.

(...) Ah, finges como una mujer, ya lo creo que sí. Haces el amor como una mujer, sí lo haces. Y luego sufres como a una mujer. Pero te quiebras como una niña.


Bob Dylan - Just Like A Woman lyrics


Nobody feels any pain / Tonight as I stand inside the rain / Ev'rybody knows / That Baby's got new clothes / But lately I see her ribbons and her bows / Have fallen from her curls
She takes just like a woman, yes she does / She makes love just like a woman, yes she does / And she aches just like a woman / But she breaks just like a little girl.
Queen Mary, she's my friend / Yes, I believe I'll go see her again / Nobody has to guess / That Baby can't be blessed / Till she finally sees that she's like all the rest / With her fog, her amphetamine and her pearls
She takes just like a woman, yes she does / She makes love just like a woman, yes she does / And she aches just like a woman / But she breaks just like a little girl.
It's was raining from the first / And I was dying there of thirst / So I came in here / And your long-time curse hurts / But what's worse / Is this pain in here / I can't stay in here / Ain't it clear that. / I just can't fit / Yes, I believe it's time for us to quit / When we meet again / Introduced as friends / Please don't let on that you knew me when / I was hungry and it was your world / 
Ah, you fake just like a woman, yes you do / You make love just like a woman, yes you do / Then you ache just like a woman / But you break just like a little girl.